Nacional

Alerta por aluvión

* Terminal aérea está entre dos grandes cauces que traen las aguas de arriba, que vienen de Nindirí * No es un asunto de la comuna, y los Ministros deben llevar estas advertencias al presidente Ortega * Señala los pésimos trazados de las carreteras a El Guasaule y San Francisco Libre, y la necesidad de que Ineter encabece esa comisión interinstitucional de evaluación

Esteban Solís

El alcalde de Managua, Dionisio Marenco, elevó su advertencia de que el Aeropuerto Internacional puede colapsar con un aluvión, y es tan grave que ha propuesto que una comisión interinstitucional, presidida por el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, evalúe la situación.
Pero no solamente la única terminal aérea internacional que tiene el país está en grave riesgo, también se verían arrastradas por las aguas la Universidad Nacional de Agricultura (UNA), las instalaciones de la Zona Franca y los barrios aledaños, cuya infraestructura es deprimente.

En medio de dos grandes cauces
“Repito: Yo no quiero dar una sensación de pánico, pero sí de alarma. Durante los primeros días de octubre pasado, con las lluvias, la pista del aeropuerto se inundó y lo que a mí me preocupa, sobre todo, es que vaya a haber un aluvión, porque el aeropuerto está en medio de dos grandes cauces”, señala.
En declaraciones a EL NUEVO DIARIO, Nicho Marenco precisó que uno de los cauces es el “borbollón”, en la parte este del aeropuerto, por donde se va a ampliar la pista; y el segundo es el de Villa Libertad, que a su vez está unido a otro, cruza el Hotel Camino Real, y las aguas ya están socavando el puente.
“¿Por qué hago ese llamado? Porque podemos perfectamente hacer un puente por donde va a crecer el aeropuerto y va a cruzar ese cauce, hidráulicamente no hay problemas, la situación es con las aguas arriba de ese cauce, que vienen desde Nindirí, y si siguen las construcciones de urbanizaciones en esa zona, habrá muchísima más agua que la que está circulando ahora, y si no se mejoran las dimensiones del cauce o si no hay obras que contengan la velocidad del agua, va a desbaratar lo que se le ponga enfrente”, agregó el edil.

No compete a la comuna
Sin embargo, continuó, “alguien puede decir: ¿por qué no actúa la comuna?, simplemente porque no está en mi jurisdicción, son obras que las tiene que ver un instituto superior a mi institución, como el Ineter, una agencia nacional de agua, y no es para meter en miedo u obviar una responsabilidad, pero hay que llamar la atención al MTI, al Marena y a Agricultura y a los alcaldes que trabajamos en esa cuenca”.
“Y digo el aeropuerto porque es la estructura más sensible que hay, pero igual, se te puede ir la Escuela de Agricultura, el Marena y la Zona Franca, incluyendo todos los barrios que circundan la zona” añadió.

Mover carreteras
También llamó la atención sobre lo que ocurre en la carretera El Guasaule, que se inunda con inviernos fuertes. “Esa carretera tiene que ser reubicada, cada vez que la reparan es botar el dinero, porque cuando llueve se la lleva el agua, y fue construida para satisfacer el acceso a unas propiedades de una persona que fue diputada en tiempos del somocismo, doña Irma Guerrero”, explicó.
Añade que esa carretera debía haber salido de El Sauce a Somotillo y no de Chinandega a Somotillo, porque fue hecha sobre un nivel muy bajo. Igual suerte corre la vía en San Francisco Libre, que debe ser movida para evitar más inundaciones.

Que hablen los ministros
¿Pero ha hablado con el presidente Ortega sobre el peligro que corre el aeropuerto? “No, no hemos hablado porque no ha habido una oportunidad apropiada para esto, porque no puedo interrumpirlo en un acto público y decirle que se va a inundar el aeropuerto, eso tienen que decírselo los ministros correspondientes”.
Dijo que hoy miércoles hablaría con el titular de Transporte e Infraestructura, Fernando Martínez, aunque al director del Ineter, Alejandro Rodríguez, ya conoce el problema.
¿Qué obras se requieren para proteger el aeropuerto? “Hay que ampliarle el caudal aguas abajo, o sea, ensanchar lo más que se pueda para que el agua corra fluida, hacer algunas lagunas de retención por la zona de Sabana Grande y dos o tres más por Nindirí, para que el agua nunca llegue a correr con mucha velocidad”.
El presidente Ortega habló en una ocasión de cerrar el Aeropuerto Sandino y rehabilitar el de Punta Huete, por aquello de las fallas ¿es viable? “Bueno, el aeropuerto está sobre una falla sísmica, pero hay demasiada inversión como para cerrarlo, todavía aguanta, aunque la mayoría de los aeropuertos en el mundo también están en medio de las ciudades”.
Nicho Marenco es de la idea de que el aeropuerto de Punta Huete puede ser una terminal alterna y una zona de desarrollo posible de la nueva ciudad de Managua. “Yo la concibo como una zona de desarrollo industrial para que tenga, con su propio aeropuerto, un puerto de salida hacia los Estados Unidos”, señala el alcalde.