Nacional

Alzas caóticas y MTI invisible


Cobros arbitrarios, altercados entre pasajeros y buseros y el silencio del Ministerio de Transporte e Infraestructura fue la tónica del primer día de aplicación de la nueva tarifa del pasaje aprobado por el gobierno para el transporte interurbano del país.
Por su parte, la Federación de Transporte Colectivo de Nicaragua, Fetracolnic, mostró su desacuerdo por el incremento, afirmando que se trata de “un ajuste que no convence”. Según Antonio Betanco, presidente de la Fetracolnic, el aumento no se corresponde con el costo real de operaciones, que se incrementó en un 50 por ciento. “Vamos a dar un compás de espera al gobierno”, aseguró Betanco.
Las rutas de occidente fueron las primeras en violentar la tarifa acordada por el Ministerio de Transporte e Infraestructura. El costo del pasaje expreso debió incrementarse de 25 córdobas a 27.50, sin embargo, los transportistas estaban cobrando los 30 córdobas cerrados. El argumento de los buseros es que el incremento era de un 20 por ciento. La cooperativa “Julio Buitrago” y la 11 de Julio, fueron señaladas por violentar la disposición del MTI.
Si bien es cierto, el incremento acordado es de un 20 por ciento, según el Director de Transporte Terrestre del MTI, ese porcentaje se aplicaría de forma gradual, a partir del 15 de octubre se incrementaría un diez por ciento, y al finalizar noviembre el valor debería sufrir un incremento de otro 10 por ciento.

Carazo alborotado
Otra ruta que presentó problemas es la de Carazo-Managua. En este recorrido si bien los buseros estaban cobrando el pasaje acordado, no estaban cumpliendo con el compromiso de eliminar la “banquita” que acostumbraban colocar en el espacio que queda entre cada butaca. Tampoco estaban cumpliendo con el recorrido expreso. “Cuando pasan un puesto del MTI, comienzan a rutear pasajeros”, afirmó Germán Ruiz, usuario del transporte.
Carmen Carranza, miembro del Comité de Usuarios del Transporte de Carazo, aseguró que los transportistas de Carazo no cumplieron con su compromiso de eliminar las banquitas. “No están cumpliendo con el acuerdo a que llegamos, que era eliminar la ‘banquita’ y de no parase en el camino”, aseguró a EL NUEVO DIARIO.

El pretexto de “la banquita”
En el departamento de Carazo, la mañana de ayer fue un dolor de cabeza para los usuarios que tuvieron que hacer largas filas para abordar las unidades que viajaban a Managua. La justificación de los buseros era que ahora como está prohibido el uso de la “banquita”, los pasajeros tienen que esperar largas horas.
Los usuarios de Carazo se quejaron que el MTI, además de no publicar los nuevos pasajes que deberá pagar el usuario, tampoco hizo nada para regular la aplicación de la nueva tarifa. “No están haciendo nada”, afirmó el señor Germán Ruiz, quien se quejó por el mal servicio que están prestando los transportistas.