Nacional

Villanueva lanza S.O.S.

** Caminos intransitables y nadie puede viajar hacia Honduras, El Salvador y Guatemala ** Decenas de manzanas de maíz, ajonjolí, sorgo y frijol perdidas, y 5 mil damnificados en el departamento de Chinandega **“Necesitamos alimentación, medicinas, plástico negro, reparación de tramos carreteros”, urge edil

Róger Olivas

VILLA NUEVA, CHINANDEGA
El alcalde de este municipio, Mariano Aguilera, lanzó un S.O.S. a los organismos de socorro y al gobierno para ayudar a cientos de damnificados de 48 comarcas, y reparar la infraestructura vial.
El llamado lo hizo tras sobrevolar en un helicóptero de la Fuerza Aérea, los 60 kilómetros afectados por las lluvias junto a los coroneles Mario Perezcassar y Juan José Sevilla, jefes de la Defensa Civil y del Segundo Comando Militar Regional, respectivamente.
Lo que se observa desde el aire es trágico. Decenas de manzanas de maíz, ajonjolí, sorgo y frijol devastadas. Caminos intransitables, y una larga fila de personas, furgones y vehículos livianos, esperando que baje el caudal del Estero Real, para viajar hacia Honduras, El Salvador y Guatemala, y a los municipios de Villa Nueva, Somotillo, San Tomás del Nance, San Pedro de Potrero Grande, San Juan de Cinco Pinos y San Francisco de Cuajiniquilapa, que están aislados.
Entristecido mientras contemplaba desde el helicóptero el desastre provocado por los aguaceros, el edil de Villa Nueva dijo que unas 1,500 personas de las comarcas El Platanal, El Bonete, La Pimienta, Las Pilas, El Tule, Los Chupaderos, El Gamalotal y Los Genízaros, se encuentran incomunicadas, y algunas familias están arriba de los techos y de los árboles.
“Necesitamos de manera urgente alimentación, medicinas, plástico negro, mosquiteros, reparación de varios tramos carreteros y construcción de pozos nuevos, porque muchos están contaminados con heces fecales al ser desbordados por las lluvias”, expresó el edil.
Aguilera, quien con alcaldes de otros municipios del departamento de Chinandega afectados por los aguaceros, se reunió la noche del sábado con el presidente Daniel Ortega --que decretó alerta roja--, afirmó que cientos de manzanas de pasto también fueron devastadas por lo que demandó atención inmediata al hato.
“Este municipio debe ser tratado con atención porque estamos en emergencia. Enviaremos un informe pormenorizado de los daños al gobierno para que nos asigne un presupuesto especial. El ajonjolí se está marchitando y miles de manzanas de ese rubro están pérdidas”, manifestó Aguilera.
Alimentación para ocho días
El coronel Mario Perezcassar informó a EL NUEVO DIARIO que desde el miércoles último han caído en este departamento más de 600 milímetros de lluvia que dejaron 5,000 personas afectadas, las cuales fueron trasladadas por brigadas de socorro a 36 centros de albergue.
El oficial dijo que garantizarán alimentos, agua y medicina a los damnificados, y en una segunda etapa abastecerán durante ocho días a los perjudicados.
“Las comisiones sectoriales con el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Forestal (Magfor), Instituto de Desarrollo Rural (IDR), y otras instituciones, evaluarán los daños ocasionados por las lluvias en enormes extensiones de cultivos agrícolas, ganadería y red vial”, expresó el jefe de la Defensa Civil.
El coronel Perezcassar anotó que de acuerdo con los pronósticos de Ineter, hoy o mañana ingresará al país la onda tropical 36, por lo que 400 efectivos, dos lanchas y 19 camiones del Ejército de Nicaragua están listos para atender a la población.
“El desbordamiento de los ríos Negro, Guasaule, Estero Real y Hato Grande, entre otros han formado un enorme lago, aunque las afectaciones son severas, gracias a Dios no hay fallecidos. Hemos evacuado a tiempo y hacemos exploraciones en algunas comunidades que están aisladas”, dijo el militar.
Indicó que los aguaceros han provocado recalentamiento y acumulación de gases en el magma del volcán San Cristóbal, el cual hizo dos pequeñas explosiones el sábado, pero descartó que haya entrado en etapa eruptiva.
Manifestó que el helicóptero permanecerá durante la emergencia en la base del Segundo Comando Militar Regional en el municipio de Villa Nueva.
Tres furgones y un automóvil volcados
Desafiando el peligro, tres furgoneros se volcaron cerca del caserío Candelaria en el kilómetro 160 en la carretera Chinandega-El Guasaule, donde está crecido el río Estero Real, por lo que el coronel Juan José Sevilla, recomendó precaución a los conductores y transeúntes.
Mientras tanto, un equipo de socorristas tardó ocho horas para rescatar al ex sacerdote Álvaro Dávila, quien intentó cruzar en su vehículo hacia Chinandega, resultó lesionado y el automotor fue arrastrado.
Decenas de personas caminaban largos trechos para visitar a sus familiares en Villa Nueva. Miembros de la Cruz Roja filial Chinandega abastecieron con alimentos, agua y medicinas a damnificados de varias comarcas pertenecientes a ese municipio, afectado en un 70 por ciento.