Nacional

Cinco mil educadores marchan en Managua

* Delegados describen situaciones difíciles en sus municipios * Los de San Dionisio denuncian tropelías del nuevo delegado * Zepeda: “Ésta es oportunidad para diputados que se rasgan vestiduras”

Tania Sirias

Alrededor de cinco mil maestros marcharon por la capital demandando un incremento de mil millones de córdobas al presupuesto de Educación. Además solicitaron un aumento salarial no menor a los 600 córdobas, para poder nivelarse con los educadores de Centroamérica.
José Antonio Zepeda, dirigente de la Asociación de Educadores de Nicaragua (Anden), restó importancia a las demandas que hacen los dirigentes de la Unidad Sindical Magisterial, quienes piden 70 dólares de incremento salarial, y afirmó que cada sindicato pide lo que cree que puede llegar a obtener.
Por su parte, los maestros que participaron en la marcha afirmaron que ellos desearían un incremento del ciento por ciento con respecto al del año anterior, que fue de 380 córdobas, pero eso es un sueño inalcanzable. “Sin embargo, no vamos a admitir un incremento del 10 por ciento, lo mínimo que podemos aceptar son 600 córdobas”, dijo la profesora Lilliam Rodríguez, del colegio “Fernando Gordillo”.
Agregó que sería un sueño para el magisterio que el gobierno les aumente 70 dólares al salario. “Eso sería lo ideal, pero sabemos que priorizan el pago de la deuda externa y otros gastos, mientras los maestros siempre tendremos un salario de hambre”, señaló Rodríguez.
Dignificar al gremio
En la marcha participaron representaciones de León, Estelí, Chinandega, Rivas, San Carlos y Masaya, quienes se movilizaron de las oficinas de Anden hacia el Ministerio de Hacienda y Crédito Público para entregar su propuesta de incremento al presupuesto y aumento de salario.
La representación de San Dionisio, Matagalpa, solicitó al sindicato de Anden que intercedan por los maestros de ese municipio, los cuales además de ser mal pagados son maltratados por el nuevo delegado del Mined, Francisco Calero, que fue asignado por el ministro Miguel De Castilla.
“Este delegado no cuenta con la capacidad y disimula su incompetencia despidiendo a maestros rurales que hacen su esfuerzo por dar el pan de la enseñanza. Hoy marchamos por un mejor salario, pero además por la dignificación del gremio”, dijo la maestra Maritza Centeno, de la escuela El Jícaro No. 1.
El profesor Francisco Carvajal, del Instituto República de Austria, afirmó que esperan un incremento salarial significativo. “Tengo 19 años de labor docente y nunca se nos ha reconocido en el salario, talvez ahora, con este gobierno, los pobres maestros de Nicaragua logremos un salario digno”, dijo el educador.
El Ejecutivo tiene hasta el 15 de octubre para presentar ante la Asamblea Nacional el proyecto del presupuesto de 2008. “Ahora los diputados que tanto se rasgan las vestiduras por los maestros, tienen la oportunidad de reivindicarlos”, expresó el dirigente de Anden, José Antonio Zepeda.