Nacional

Ejes de desarrollo para sector privado


Gustavo Alvarez

Aumentar la tarifa de la energía eléctrica o subsidiarla es la solución para la crisis del sector energético, que deberá tener resuelto el problema del racionamiento para el mes de noviembre, fue la propuesta que hizo ayer el sector empresarial, durante la presentación de las propuestas de los ejes de desarrollo.
Dichas propuestas, presentadas ayer en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (Incae), las analizó el sector privado por varios meses con el gobierno, para tratar de resolver los problemas de los diferentes sectores productivos.
El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, dijo que la atracción de la inversión privada se logrará si tenemos solución a la crisis financiera del sector energético, y esto pasa por la falta de pago de la empresa de distribución a las generadoras, pero que está relacionado con el problema de la tarifa eléctrica.
Agregó que también se necesita garantizar estabilidad en el marco regulatorio del sector energético y esto debe ser consensuado con el Poder Ejecutivo y la Asamblea Nacional, para aprobar las leyes necesarias para atraer más inversiones.
El presidente del Cosep afirmó que los racionamientos de energía han tenido un impacto bien importante en el decrecimiento de la economía.
Añadió que con la reactivación de la generación de la geotérmica Ormat y el aumento de la generación hidroeléctrica permitiría ir reduciendo el racionamiento en el mes de noviembre y que se termine en su totalidad en diciembre.
Explicó que ambos meses reflejan una importante contribución para los ingresos del gobierno a través de Impuesto al Valor Agregado (IVA) y para los empresarios es importante que en esos dos meses se resuelva el problema de la energía, para impulsar la reactivación de la economía.
Dijo que el año pasado, después de tres trimestres de reflejar una caída en la economía, se logró un empuje en los dos últimos meses, que es cuando se produce el 60 por ciento de las ventas del año.
Despegue de la construcción
Roberto Lacayo, Presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción, propuso la licitación de las obras propuestas en el Presupuesto de la República, para comenzar a trabajar en noviembre, cuando comienza el verano, y levantar el nivel de ejecución presupuestaria, que ha estado caído.
Planteó establecer mecanismos de excepción para obras de emergencia, las que deberían ser ejecutadas por empresas nacionales, ya que estamos a las puertas de la cosecha cafetalera y los caminos están destruidos por las copiosas lluvias.
Lacayo dijo que existen muchas trabas para que las empresas nacionales participen en las licitaciones, además de que los mecanismos deben agilizarse.
Tras mencionar la caída del 40 por ciento en el sector vivienda, el empresario propuso hacer accesible, a 50 mil familias, viviendas valoradas entre los 10 mil y 15 mil dólares, pagadas a largo plazo y con bajos intereses.
Lacayo explicó cómo se lograría el financiamiento a bajos intereses de estos proyectos, pero agregó que aunque parezca un subsidio esto se recuperará, porque generaría ingresos por 256 millones de dólares en diferentes actividades económicas, generando entre 15 y 20 mil empleos.
Pesca y el Caribe
Por su parte, el sector pesca propuso la reactivación del sector pesquero artesanal, incluyendo el de la zona afectada por el huracán “Félix”, para los cuales demandó equipos y recursos para que produzcan.
Se presentó, además, una propuesta para desarrollar la Costa Atlántica, que incluye la siembra de al menos 58 mil manzanas de palma africana para la producción de más de 200 millones de litros de biodiesel, 104 millones de litros para el consumo nacional y el resto para la exportación.
Pero se requiere que se apruebe una ley que establezca la regulación para el uso de los combustibles en el parque vehicular del país, incluyendo las mezclas con los derivados del petróleo.
Esta inversión en palma africana se haría a través de empresas y unidades familiares, tal como se ha puesto en práctica en otros países.
En esta zona se proponen crear 13 mil empleos, incluyendo otros cultivos, como granos básicos, pero también proponen mejoras en infraestructura vial, aeropuertos y puertos.
El sector turismo también propuso hacer reformas al marco jurídico institucional del país, trabajar junto al gobierno en el tema de mejorar la imagen de la nación y una campaña de atracción de inversión turística, lo que permitirá aumentar los ingresos y generación de empleo, además del crecimiento del sector.
Turismo y arroz
Lucy Valenti, Presidenta de la Cámara de Turismo, propuso además ejecutar algunos proyectos de infraestructura que necesita el turismo, como la carretera costanera y apoyar los diferentes desarrollos turísticos que se llevan a cabo en el país.
Pidió además una Ley de Costas clara, que se retire el dictamen actual sobre la misma y vuelva a la respectiva camisón parlamentaria, para consultar nuevamente a los diferentes sectores.
Asimismo, propuso reformar la Ley de Incentivos Turísticos y pidió al presidente Daniel Ortega que aproveche las visitas a otros países y foros internacionales a los cuales asiste, para promocionar al país y sobre todo invitar a invertir en Nicaragua, entre otras cosas.
Mientras tanto, el sector arrocero planteó su preocupación por los altos costos de producción que enfrentan, lo que los afecta porque mientras todos se alegran cuando sube el precio internacional de algunos rubros, como el maní, existe rechazo cuando también el arroz experimenta algo parecido.
Los arroceros aseguraron que la tonelada de arroz pasó de 26 dólares a más de 60 dólares en los últimos años, y la tendencia es a continuar subiendo, situación que amenaza con impactar en los precios locales.
El presidente de la República, Daniel Ortega, y el vicemandatario, Jaime Morales, escucharon las diferentes propuestas que hicieron los empresarios, en las cuales deberán trabajar para su implementación y tratar de sacar al país adelante.