Nacional

Fallece otro chofer del encontronazo en Carazo


Alberto Cano

JINOTEPE, CARAZO
A dos se elevó la cifra mortal del brutal encontronazo de este miércoles en la carretera Jinotepe-San Marcos, cuando un camioncito que era usado como grúa impactó de frente contra un microbús que trasladaba pasajeros por esa ruta, cuyo chofer, ayer por la mañana, a pesar del esfuerzo de los médicos, se rindió a la muerte.
El deceso de Paulino de Jesús Mendoza Benavides, chofer del bus CZ 200, de la cooperativa “Cootrama”, se produjo exactamente a las ocho y treinta minutos de la mañana de ayer jueves.
Quedó prensado
Mendoza Benavides quedó prensado en la parte delantera del microbús que él mismo conducía junto a María Gabriela López Sánchez, de 20 años, quien resultó con cuatro quebraduras, una de ellas en la pelvis y cuyo estado sigue siendo delicado, según supo ayer este corresponsal.
Médicos del hospital “Santiago”, de Jinotepe, dijeron que el estado de los heridos es óptimo, no así el de una menor que podría perder un brazo y el de la joven que sufrió las cuatro fracturas.
El chofer del microbús dejó en la orfandad a cuatro hijos. El infortunado habitaba en el reparto Covisama, de San Marcos, donde anoche fue velado.
Guadalupe Hernández, esposa del fallecido, dijo que su esposo era el único sustento de la casa en donde se encuentran alquilando desde hace varios meses, por lo que ahora no sabe cómo va a hacer para mantener a sus cuatro hijos.
Miembros de la cooperativa Cootrama, por su lado, afirmaron que asumieron los gastos de la vela y que harán efectivo el seguro para la familia del difunto. La primera víctima del terrible encontronazo fue sepultada ayer, en la ciudad de San Marcos, lugar de donde era originario.