Nacional

Motín en La Modelo se quedó en conato


Heberto Rodríguez

Un motín protagonizaron ayer los reos de la galería tres de la cárcel Modelo de Tipitapa, cuando los funcionarios penitenciarios se disponían a trasladarlos de celda, para lo cual se requirió de la fuerza, habiendo de por medio golpes, piedras, armas hechizas y hasta disparos.
No obstante, las autoridades del Sistema Penitenciario minimizaron los hechos.
Según el Alcaide Óscar Molina, en esa galería estaban albergados unos 59 privados de libertad, de los cuales un grupo de 20 era el que se resistía al traslado, razón por la cual tuvieron que ser más “enérgicos”.
“Se les requisó bastantes piedras y armas carcelarias, que ellos hacen de la infraestructuras”, dijo.
Los reos de esta galería, por su conducta, no entran a ningún plan de progresión y régimen, sea este laboral, semiabierto, abierto, y la convivencia familiar, a los cuales cualquier interno puede optar. Se les llama también “inadaptados”.
“Nos dispusimos a trasladar a la galería tres hacia otro local, porque el día lunes va a ser reconstruida, las paredes se están cayendo, urge ese trabajo de reconstrucción, y entonces, el día de hoy (ayer) nos dispusimos a trasladarlos, y al resistirse pues, tuvimos que aplicar otras medidas, no sin antes aplicar lo que nuestras normas, nuestro reglamento, especifican de hacer la respectiva persuasión”, explicó.
Negaron los disparos
Molina negó todo el tiempo que se hayan producido disparos al momento de la trifulca, sin embargo, los familiares que estaban en las afueras del penal escucharon hasta cinco detonaciones.
“No, no, no hubo disparos, la medida de llevarlos con un poco de energía, lógicamente, hay reglamentos aquí, hay normas que hay que cumplir. O sea, tan fuerte que yo no tengo ninguna seña, ningún rasguño, ni nada”, expresó.
Molina agregó que el movimiento de la población penal se hizo con la fuerzas del penal. “Si ustedes ven ingresando ahorita visitantes, están ingresando a la galería dos baja, dos alta, a tener sus visitas, la galería cuatro está en conyugal”, sostuvo.
Luego Molina indicó que están viendo dónde ubican a los reos de la galería tres mientras se realiza la remodelación. Mientras los hechos transcurrían dentro del penal, afuera los familiares que esperaban para ingresar a la visita se morían de los nervios.
Un poco después del medio día, Brenda Zavala salió del penal un poco nerviosa, tras haber visitado a su esposo. “Dicen que es un pleito entre la galería uno y la tres. Parece que es algo grave, porque hasta más tiempo nos dejaron estar en la visita”, expresó.
Por su parte, doña Sonia Ocampo señaló que cuando ella iba llegando al Penal se encontró a otra persona que le dijo que a su familiar lo habían herido.
“Yo no le presté atención, pero después escuché los disparos, y ya me puse nerviosa. Yo vine aquí a pedir un permiso, porque tengo a mi familiar en el hospital, y me dijeron que venga hasta mañana”, manifestó.