Nacional

Ex intendente equivoca blanco de sus ofensas


Entradilla:
Sería bueno que nos llamara a los tribunales para que allí se aclarara por qué la destituyeron, por qué la maltrataron --como dijo en la TV-- y cómo han de interpretarse las frases de Daniel Ortega sobre los roba-tierras. Si no fuéramos profesionales, ¡cuántas especulaciones sobre el caso ya hubiéramos publicado!

La ex Intendenta de la Propiedad, Mireya Molina, ofendió con un lenguaje soez a los periodistas de EL NUEVO DIARIO y amenazó con demandar al periódico, vinculando a este medio con una situación que sólo su abrupta destitución aún no explicada y las indirectas de Ortega han provocado.
Molina fue destituida de su cargo como Intendente de la Propiedad a finales de septiembre. Oficialmente ni ella, ni la Presidencia de la República, se pronunciaron al respecto, y sólo se supo lo que ella misma denunciara en un canal de televisión.
“Traficantes de tierra”, dice Ortega
En un discurso público del pasado martes, el presidente Daniel Ortega dijo, sin referirse específicamente a nadie, que su gobierno no toleraría “traficantes de tierra”. Antes de ello habría agradecido a Molina su trabajo en la Intendencia y precisado que ya había orientado a la Procuraduría General de la República (PGR) resolver las situaciones de conflictos de propiedad.
“Les pido responsabilidad, seriedad; nosotros no podemos aceptar traficantes de tierras, como teníamos uno metido en la Intendencia de la Propiedad, ¡eso no puede ser! Traficantes de tierra ¡van fuera de estas instituciones!”, dijo Ortega. Estas frases podrían prestarse a vinculaciones con la destitución de Molina, pero END se abstuvo de hacerlo ver.
Ayer Molina llamó en horas de la mañana y fue atendida por María López, recepcionista de Redacción. Asustada por la cantidad de cosas que le estaban diciendo, ella pidió al periodista Roberto Collado, coordinador de redacción y editor, que recibiera la llamada.
Histerismo agresivo
--Hola, buenos días, dígame ¿en qué puedo servirle?..
“Estoy harta, harta. ¿Por qué mienten? ¿Por qué? Aaah ¡Son todos unos hijos de puta! Eso es lo que son ustedes, periodistas de mierda”.
--Señora, le pido que se calme por favor y nos conceda una entrevista, pues imaginamos que tiene algo que decir…
“¿Para qué? ¿Para que inventen? Si eso es lo que ustedes saben hacer. Ahí está, dicen que el presidente dijo esto, y no señor, no fue eso lo que dijo el presidente, ustedes inventan”.
--Dénos entonces la oportunidad de contar su verdad…
“No me salgás con cuentos y discursos de periodistas, no jodan, si ya sé cómo son ustedes, inventan todo, son hijos de putas, eso es lo que son”.
--Espere y cálmese. ¿No cree que hay mucho que explicar a su alrededor? Su destitución, la causa, la forma en que la sacan de la Intendencia… las presunciones alrededor de ese retiro…
“¿Qué mierda (inaudible…)? Los voy a demandar. Eso es lo que voy a hacer, me van a probar cada acusación que me han hecho, voy a demandar a ese Nuevo Diario de mierda y a ustedes, ustedes, a todos sus periodistas… a todos. Yo soy una mujer honrada, no me quedé con nada, bajo mi cargo fui honesta, no me llevé nada a cuestas, así que no voy a permitir que sigan haciendo lo que hacen, los voy a demandar, al periodista de mierda, a vos y…”.
--Oiga, respire y díganos si atiende la propuesta de hablar. Siempre cuando mencionamos su nombre, previamente la llamamos, lo hicimos el día que conocimos su destitución, y usted nos apagó el celular, dígame dónde hablamos…
“Ya dije que no, que nos vamos a ver en los tribunales, porque ahí los voy a llevar. ¡Soy honesta! ¡Oíste!, yo soy honesta, nadie, nadie, ningún hijo de… me puede señalar, ni ustedes. ¿De acuerdo? ¡Nadie! (bip, bip, bip).
“Maltratada por el FSLN”
Después de la destitución de Molina, fuentes allegadas al gobierno filtraron a varios medios de comunicación que el motivo del despido estuvo ligado con un conflicto entre varios bandos de reclamantes de una valiosa franja costera de 71 manzanas en Playa Amarillo, municipio de Tola, en el sureño departamento de Rivas, pero nunca END estableció como cierta esa vinculación.
Lo único claro sobre ello, dicho por la misma ex funcionaria al noticiero nocturno de Canal 10 de Televisión, es que ella se sentía totalmente maltratada por gente de su partido, y aunque no achacó la responsabilidad de ello al presidente Daniel Ortega, sí comentó que su destitución fue, incluso, violenta.
“Yo espero que escuche esta entrevista (Daniel Ortega) y que escuche bien que rompieron mi oficina, rompieron mis archivos, rompieron todo, como si fuera una delincuente”, dijo ella al citado canal, frases que a su vez fueron reproducidas por el programa Esta Semana, que dirige el periodista Carlos Fernando Chamorro en Canal 8, donde se presentó un reportaje sobre los conflictos de propiedad en Amarillo.
En dicho reportaje, publicado el domingo 30 de septiembre y retomado el lunes 1 de octubre en EL NUEVO DIARIO, diversos actores del conflicto vincularon a personeros del FSLN en una trama para quedarse con las tierras en disputas, y algunos especularon que, en medio del conflicto entre reclamantes, Molina cayó producto de las quejas que en su contra interpusieron ante la Secretaría del partido de gobierno los miembros de uno de los bandos.
En tiempos pasados, dice PGR
EL NUEVO DIARIO llamó ayer al procurador Hernán Estrada para conocer a quiénes se refería Ortega al hablar sobre “traficantes de tierra” en la Intendencia de Propiedad, pero la oficina de prensa de la PGR indicó que el funcionario estaba en reunión.
La única que habló sobre ello, el mismo día del discurso de Ortega, fue la nueva intendente de la Propiedad, Yara Pérez, quien dijo en ese momento que Ortega se refería “a las pasadas Intendencias de Propiedad”.
Antes de ella y Molina, en dicho cargo estuvieron Guillermo Argüello Poessy, Yamila Karim, Arturo Elí Tablada, y el penúltimo fue Alfonso Sandino Camacho, quien al ser consultado al respecto sobre las declaraciones de Ortega, dijo que no se sentía aludido.
“No sé a quién se refiere el presidente, pero yo duermo con mi conciencia tranquila. Ahí pueden revisar todo mi trabajo, no van a hallarme nada malo, porque hice mi gestión con honestidad y transparencia. Si hablan de mafias de tierras, que las busquen por otro lado, porque la Intendencia ni siquiera tiene facultades legales para enajenar bienes del Estado”, dijo Sandino.