Nacional

Inmovilismo en el Estado

* Pago de servicio de deuda pública al día, no así los gastos de capital e inversiones, llegando ejecuciones apenas al 61.72% * Ex canciller Francisco Aguirre Sacasa advierte que semejante incapacidad equivale a menos crecimiento, menos desarrollo, y menos inversiones * Clamor en Asamblea por situación crítica de caminos, y carreteras con impacto catastrófico en la producción

El Estado ha ejecutado únicamente el 61.72 por ciento del presupuesto a sólo tres meses de que concluya el año, siendo una de las carteras con menos ejecución la del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), con un mil millones de córdobas pendientes de ejecutar, justo cuando el país está en pleno invierno y hay un clamor de los productores para que se reparen los caminos y carreteras para no poner en peligro la producción.
Otras de las instituciones con subejecución presupuestaria son el Ministerio de Energía y Minas, el Poder Electoral y el Ministerio de Fomento, según el informe de ejecución presupuestaria del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, al 30 de septiembre de 2007.
El presidente de la Comisión Económica del Parlamento, Francisco Aguirre Sacasa, alertó que hay una subejecución importante en el presupuesto, especialmente en carteras como el MTI, a pesar de que su titular, Fernando Martínez, se queja de que no hay dinero para reparar los caminos de penetración y las vías de salida de la producción.
Pero el diputado Aguirre Sacasa expresó que sí hay dinero disponible, como lo corrobora el informe oficial, según el cual el MTI tiene un saldo por ejecutar de un mil 84 millones de córdobas, y sólo ha ejecutado el 39.28 por ciento del presupuesto.
Alarma de productores
“Hay un gran malestar y clamor en sectores productivos y en la Asamblea Nacional, porque no se han reparado las vías de penetración y muchos caminos necesarios para sacar la producción, yo me pregunto si estamos frente a un segundo tomo de la administración Bolaños, que hizo pocas obras y las pocas que hizo, las realizó con mucha lentitud”, se interrogó Aguirre Sacasa.
También explicó que los gastos de capital o inversiones públicas son los más importantes, porque generan crecimiento económico, desarrollo y empleo.
El presupuesto de 2007, modificado después de una reforma este año, alcanza los 28 mil 476 millones de córdobas, de lo cual se ha ejecutado 17 mil 574 millones de córdobas. Mientras, en gastos corrientes la ejecución es del 59.05 por ciento, y en gastos de capital (inversiones) sólo es del 47.94 por ciento.
Aguirre Sacasa también advirtió que el Fondo de Mantenimiento Vial (Fomav) tiene capital disponible, pero él no observa que se estén reparando vías como la carretera sur y las carreteras nueva y vieja a León, que tienen muchos baches.
Entre los entes del Estado que menos han ejecutado su presupuesto, está el Poder Electoral --a pesar de sus múltiples adeudos y compromisos no cumplidos--, con una ejecución presupuestaria del 47.9 por ciento; la Presidencia de la República, que funciona en la Secretaría del FSLN con el 54.15 por ciento; el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, con el 38.44 por ciento; el Ministerio de Transporte, con 39.28 por ciento; y el Ministerio Agropecuario y Forestal, con el 47.67 por ciento.
Inmovilismo
Las rentas del Tesoro, correspondientes al alivio otorgado por el Banco Mundial, son el rubro de gastos con menos ejecución, con el 39.33 por ciento, y los préstamos externos con el 42.6 por ciento.
El departamento de Chinandega, con una gran concentración poblacional, es uno de los que sufre más la subejecución presupuestaria, con apenas el 38.45 por ciento de ejecución; mientras en Madriz se ha gastado medio millón de córdobas, aunque no se le había presupuestado un centavo.
Aguirre también observa cierto inmovilismo y falta de liderazgo en el Instituto de Turismo, por lo que llamó a la actual administración a ponerse “manos a la obra”, sobre todo después que el Fondo Monetario Internacional, FMI, dio el visto bueno al programa económico del gobierno.
Sectarismo e ineficacia
El economista Adolfo Acevedo, quien ha analizado detenidamente los programas de inversión pública, señaló que “el cambio masivo de personal” y el sectarismo político, según su apreciación, son dos de las razones de tan persistente subejecución presupuestaria a esta altura del año.
Acevedo explicó que el programa de inversión pública del gobierno sólo es un listado de alrededor de cuatrocientos proyectos, financiados en un 76 por ciento por la cooperación internacional, pero gran parte del personal que conocía cómo funcionaban los mismos, sus requisitos y sus modos de implementación ante los cooperantes, fue despedida a inicios de este gobierno.
Uno de los alegatos de los funcionarios de gobierno ha sido “lo tequioso” de la Ley de Contrataciones del Estado, “pero ésta siempre ha sido tequiosa”, señaló Acevedo, quien indicó que en el caso del Ministerio de la Familia, se dejó de implementar un programa de guarderías, sólo porque sería administrado por organismos no gubernamentales.
La impresión de Acevedo es que la subejecución presupuestaria ha sido producto de falta de eficacia y de sectarismo político. El único rubro con el cien por ciento de ejecución, señaló, es el correspondiente a las indemnizaciones por trabajadores despedidos.