Nacional

Lo apuñalaron por 15 minutos y no moría


Lizbeth García

Este jueves el juez Octavo Penal de Juicio de Managua, Tomás Eduardo Cortés, intentará por segunda vez conformar el tribunal de jurados que juzgará a uno de los cuatro acusados por el asesinato del comisionado Guillermo Manuel Obando, quien falleció 15 minutos después de que sus asesinos comenzaran a apuñalarlo, según una confesión que se exhibirá en video en juicio.
Pese a la protesta de los defensores, que consideran dicha prueba inconstitucional, porque nadie está obligado a declararse culpable, en audiencia preparatoria de juicio, el Juez Cortés decidió admitir la cinta de video que ofreció la fiscal Grethel Fernández.
En la cinta, el acusado Luis Miguel Ordóñez Leyva brinda detalles del crimen y ubicación de las armas blancas con las que cometieron el crimen al investigador policial que lo entrevistó.
El doctor Elvin Ernesto Morales y los otros defensores consideran que dicha prueba no debió ser admitida, porque aparte de inconstitucional, nunca fue intercambiada con los abogados, es decir, nunca la han visto, pero además, no tiene confiabilidad porque fue hecha por la misma Policía.
Pero “como lo que es bueno para el ganso lo es también para la gansa”, el juez decidió admitir como prueba de descargo otro video donde la comisionada Aminta Granera en conferencia de prensa reconoció que para lograr las confesiones de Luis Miguel y Héctor Antonio Aragón Roa, los presionaron sicológicamente.
También el juez admitió como prueba de descargo la testimonial de Eudomilia Saray Treminio, quien fue propuesta por el abogado Elvin Ernesto Morales para que diga en juicio oral y público que el día en que mataron al comisionado Obando (siete de julio), su hijo Manuel Obando andaba con las tarjetas de crédito y la cédula de su padre “pachangueando” en la rotonda de Bello Horizonte.
Cortés también decidió dejar que el día del juicio declare Carolina Lilieth Marín Mairena, de 17 años, cuya declaración fue ofrecida para probar que desde el 23 de junio, Luis Miguel Ordóñez planeó el crimen.
Los abogados Elvin Morales y Sergio Ramón Zamora le pidieron al juez que mande a investigar a esa testigo, porque si sabía del plan y no lo denunció, es encubridora, pero el juez explicó ayer que él no puede mandar a investigar a nadie porque su función es meramente jurisdiccional, y es a la Fiscalía a la que le corresponde investigar, empero, dijo que si este órgano no lo hace, cualquier ciudadano puede denunciar el supuesto encubrimiento.
Los otros acusados por el crimen como supuestos encubridores son: Cristhian Rivas y Milton Rayo Miranda. Este último es el que decidió ser juzgado por un tribunal de jurados, que no se pudo conformar, porque pese a que el juez citó a 120 ciudadanos, sólo llegaron once, y de esos dos eran analfabetas, uno estaba enfermo, uno ya había sido jurado el mes pasado, y los últimos fueron recusados, de tal forma que sólo quedaron cinco, y para hacer un juicio se necesitan seis.