Nacional

Plagiario homicida era sargento y desertó en 1997


Heberto Rodríguez

Róger Antonio Palacios Meza dejó las filas del Ejército en 1997, precisamente en el año que le fue instruida una causa criminal por el delito de homicidio, según reflejan sus antecedentes policiales.
Este sujeto junto a Carlos Antonio Vallejos Meza, Antonio Martínez, alias “Toño”, y Silvio Martínez, secuestraron el pasado 30 de septiembre, en el municipio de El Sauce, departamento de León, al productor José Luna Ruiz, y en el rescate del mismo pereció la subinspectora Aracely del Carmen Vargas Acevedo.
El teniente coronel Álvaro Ibarra, de Relaciones Publicas del Ejército, reveló ayer que Palacios Meza estuvo en las filas castrenses desde abril de 1994 hasta octubre de 1997, que desertó, y ostentaba entonces el grado de sargento.
No obstante, Ibarra no aclaró si a Palacios Meza se le abrió causa criminal de homicidio cuando era miembro del Ejército todavía. Según los archivos policiales, Palacios Meza fue puesto ante a la autoridad judicial correspondiente, pero fue sobreseído. Ahora se le señala como el líder del grupo, y también de ser la persona que jaló el gatillo del arma que acabó con la vida de subinspectora Aracely Vargas Acevedo.
Por este caso, solamente se encuentra detenido Carlos Antonio Vallejos Meza, a quien la juez penal de Tipitapa le dictó prisión preventiva este lunes. En sus investigaciones, la Policía ha ocupado un taxi propiedad de Carlos Iván Cruz Larios, de 30 años, residente de la comunidad de Jocote Dulce, ubicada de la UNAN-Managua, cuatro kilómetros y medio al sur.
En este vehículo los plagiarios trasladaron desde El Sauce, al señor Emilio José Luna Ruiz, hasta el kilómetro 63 de la carretera Panamericana Norte.
El carro era utilizado por el ciudadano Gonzalo José Ramírez Ferrufino, de 32 años, quien reside en el barrio Memorial Sandino, del portón de radio La Buenísima una cuadra al sur, media cuadra arriba.
A este sujeto se lo alquilaban, y supuestamente él se lo prestó a su cuñado, Róger Antonio Palacios Meza, un día antes de que se realizara el plagio. Tanto el dueño del vehículo como la persona que lo alquilaba están siendo objeto de investigación por parte de la Policía.