Nacional

Asesinan a popular personaje corinteño

* Fue apuñalado en su dormitorio y su cadáver fue encontrado ayer por la mañana * Era ingeniero agrónomo, editaba revista El Cardón, fotógrafo y organizador de la Feria Gastronómica del Mar

Róger Olivas

CORINTO, CHINANDEGA
De varias cuchilladas fue asesinado la madrugada de ayer martes por uno o por varios sujetos el corinteño Porfirio Zepeda Arana, de 54 años, hermano del general Adolfo Zepeda, jefe de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua, e hijo de la recordada benefactora de este puerto Tere Arana.
El hoy occiso, quien era ingeniero agrónomo con maestría en semillas, residía contiguo a la sucursal del Banco de la Producción (Banpro) y se dedicaba a la venta de gas butano desde hace varios años. Era muy popular y estimado por su dedicación a la cultura y a la fotografía.
Era editor de la revista El Cardón y uno de los organizadores de la Feria Gastronómica del Mar, como legado de su madre a favor de varios ancianos del Hogar Santa Eduviges.
El comisionado mayor Francisco Aguilera Ferrufino, jefe de la Policía de Chinandega, informó a EL NUEVO DIARIO que a las nueve de la mañana del martes, Constantino Hernández, repartidor de gas butano encontró el cadáver de Zepeda Arana en su dormitorio. El oficial añadió que hasta las cuatro de la tarde del martes, la forense Silvia Villegas había localizado siete estocadas en la espalda, una lesionó la columna vertebral y otra un pulmón del corinteño.
El oficial aseguró que la ropa de cama de Zepeda estaba desarreglada al igual que varios documentos. Hubo riña, y se presume que el agresor o los agresores resultaron heridos, debido a que hay gotas de sangre desde el cuarto hasta la salida del inmueble.
Porfirio Zepeda Arana era casado con una ciudadana conocida como Carmen, quien labora en Managua y evitó referirse al crimen. En el puesto de venta de gas para cocinar era acompañado por una señora, cuya identidad no fue revelada, y que estaba fuera de Corinto, porque tenía un familiar fallecido.
Dos sospechosos capturados
El jefe policial de Chinandega confirmó que la técnica canina se desplazó por varias calles de este puerto y “marcó” una casucha en el barrio Nuevo cerca del Espigón, donde capturaron a dos sospechosos, que son investigados.
Se supo que uno de los capturados es conocido con el mote de “Come Moco”, quien reparte gas propano en un triciclo, y aparentemente era de confianza del difunto.
“Estamos coordinando con la Fuerza Naval, levantado huellas y extrayendo muestras de sangre con el Laboratorio Regional de Criminalística, Auxilio Judicial de Chinandega, Inteligencia Nacional y la Dirección de Inspecciones de Managua”, dijo el comisionado mayor Aguilera.
Manifestó que el equipo especial de investigaciones determinará el móvil del crimen de Zepeda Arana, quien manejaba 10,000 córdobas en efectivo del negocio del gas para cocinar, y cuyo celular fue encontrado en la escena del crimen.
Celebró ascenso de su hermano
Aquileo Osejo Zepeda, hermano de Porfirio, dijo consternado que el mes pasado éste celebró en Managua junto a sus hermanos el ascenso a General de Adolfo Zepeda, quien no quiso brindar declaraciones acerca del asesinato.
“Porfirio no tenía vicios, no fumaba ni tomaba licor. Residió mucho tiempo en Dipilto, Nueva Segovia, se vino a Corinto a colaborar con la Feria Gastronómica del Mar, que se hace todos los años para Semana Santa. Era muy comunicativo y cariñoso. Su muerte nos ha sorprendido”, expresó el ex edil chinandegano.
Varios corinteños que esperaban la salida del cadáver de Porfirio Zepeda Arana, quien fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, lloraron su deceso y se comprometieron a continuar apoyando las labores altruistas en pro de los ancianos del Hogar Santa Eduviges, fundado por el recordado sacerdote de origen alemán José Schendell.
EL NUEVO DIARIO envía sus condolencias al general Adolfo Zepeda, al teniente coronel Leonardo Zepeda y al resto de la familia doliente.