Nacional

“Fallo de CIJ reconoce derechos legítimos de Nicaragua”

La sentencia ha sido dictada tomando en cuenta los métodos reconocidos por la jurisprudencia internacional para este tipo de casos, así como los criterios de equidad y justicia que forman parte de las fuentes del Derecho Internacional Contemporáneo

El Gobierno expresó hoy que el fallo dictado por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre delimitación de espacios marinos en el mar Caribe, "está reconociendo los legítimos derechos de Nicaragua".
En un comunicado divulgado hoy, la Cancillería de Managua señala que con esta sentencia "el máximo tribunal internacional está reconociendo los legítimos derechos de Nicaragua a sus espacios marinos en el Mar Caribe de conformidad con el Derecho Internacional".
El gobierno de Managua "considera apropiado hacer del conocimiento público su satisfacción, debido a que la sentencia ha sido dictada tomando en cuenta los métodos reconocidos por la jurisprudencia internacional para este tipo de casos, así como los criterios de equidad y justicia que forman parte de las fuentes del Derecho Internacional Contemporáneo".
Igualmente, la administración de Managua considera que este "importante fallo acoge la argumentación jurídica elaborada por el Agente Carlos Argüello Gómez, por funcionarios de este Ministerio y por Abogados nacionales y extranjeros contratados para la defensa de los derechos de Nicaragua".
"Con este fallo, que es definitivo e inapelable, y que Nicaragua dará cumplimiento fielmente a como corresponde a toda Nación miembro de la Comunidad Internacional, ha quedado establecida la frontera entre Nicaragua y Honduras en el Mar Caribe y fortalece el proceso nicaragüense de determinación de sus diferentes límites marinos", dice la fuente.
Unidad centroamericana
Finalmente manifiesta que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua "se une al sentir de los pueblos centroamericanos ya que la sentencia de la Corte Internacional de Justicia coadyuvará a la unidad centroamericana".
La CIJ otorgó el lunes a Honduras la soberanía de cuatro islas en el mar Caribe sobre las que mantenía un litigio con Nicaragua, pero rechazó su reclamación de que la frontera marítima entre los dos países está en el paralelo 15 y trazó una nueva línea divisoria.
En una decisión que da parcialmente la razón tanto a Honduras como a Nicaragua, que reclamaba hasta el paralelo 17, la Corte establece que la nueva frontera siga una línea bisectriz entre las costas de los dos países y respete las aguas de las islas bajo soberanía hondureña: Bobel, Savanna, Port Royal y Sur.
La nueva línea marítima fronteriza entre los dos países comienza en las coordenadas 15º00'52'' norte y 83º05'58'' oeste, a tres millas mar adentro a partir de la desembocadura del río Coco.