Nacional

Golpe a Colombia

* Un triunfo integracionista que delimita una frontera más entre países hermanos * Nuestro Agente, Dr. Carlos Argüello, asegura que Colombia se quedó sin punto de apoyo en sus pretensiones de islas y cayos al este del meridiano 82 * “Sentencia histórica”, “Tratado Ramírez-López es ya papel mojado”, son otras de las opiniones de los expertos consultados

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, Holanda, dio la razón a Nicaragua en el diferendo con Honduras por la definición de las fronteras entre ambos países en el Mar Caribe, al determinar que el paralelo 15 no era una delimitación establecida.
Carlos Argüello Gómez, Agente de Nicaragua en esa ciudad, aseguró a EL NUEVO DIARIO, que esta decisión llevará “a pique” los argumentos de Colombia de pretender como suyos las islas y cayos al este del meridiano 82, en el mismo Mar Caribe.
El 30 de noviembre de 1999, Honduras ratificó con Colombia el Tratado Ramírez-López, luego de una serie de conversaciones y compromisos entre ambos países en los cuales mediaron “grandes beneficios económicos” para el gobierno catracho, según revelaron documentos de gobierno.
Mientras Honduras mantuvo que siempre ha ejercido soberanía al norte del paralelo 15, Colombia pretendió ratificar con este tratado, sus derechos frente a nuestra costa Caribe, pero ambos casos fueron rechazados en el fallo de ayer.
“Creo que en realidad esto desbarata la estrategia de Colombia. Colombia venía buscando cómo cercarnos, cómo firmar acuerdos para tratar de justificar la pretensión que ellos tienen en contra de Nicaragua, de que el meridiano 82 es el límite”, sostuvo Argüello en conversación telefónica con END, momentos después de que el tribunal de la CIJ emitió su fallo.
Colombia sin punto de apoyo
“Ahora que la Corte ha desbaratado ese límite en el (paralelo) 15, esta estrategia de donde se colgaba el meridiano 82, ha quedado sin ese punto de apoyo”, enfatizó
El diplomático aclaró que la histórica sentencia, no afecta directamente a Colombia, ya que no era parte del juicio entre Nicaragua y Honduras.
“Pero obviamente los afecta de forma indirecta en el sentido de que la estrategia que ellos tenían para irnos cercando, se les había venido a pique completamente. Esto nos deja en una mejor posición, y yo creo que los colombianos están claros de eso”, aseveró.
Augusto Zamora, Embajador de Nicaragua en España, compartió la misma opinión, y afirmó que el Tratado Ramírez-López ahora es “papel mojado”.
“De la sentencia se desprende que la Corte reconoce fuerza jurídica a las demandas de Nicaragua sobre sus aguas marinas y submarinas en el Caribe. Fortalece la posición de Nicaragua de cara a la controversia con Colombia”, dijo.
Así falló la CIJ
En su veredicto, el tribunal de la Corte reconoció por unanimidad, que Honduras tiene soberanía sobre los cayos Bobel, Savanna, Port Royal y South. En cambio, a Nicaragua se le reconoció el dominio sobre el cayo Edimburgo.
También estableció que el punto de partida para la división entre ambos países, debe ser localizado en las coordenadas 15º 00’ 52” N y 83º 05’ 58” O, es decir, a tres millas náuticas al noreste del Cabo Gracias a Dios.
A partir de ese punto se trazó el límite: una bisectriz con dirección noreste, que bordea por el sur en forma de arco, los cayos otorgados a Honduras, y que de inmediato recupera su trazo original, hasta extenderse a un área donde se podría afectar los derechos de terceros países, se lee en la sentencia.
Otras fuentes relacionadas con el caso, consultadas por este rotativo, aseguraron que inequívocamente Nicaragua se llevó la victoria en este conflicto, por la cantidad de extensión territorial marítima que obtuvo.
Tras un análisis de las áreas de delimitadas de acuerdo a la resolución de la CIJ, las fuentes señalaron que Nicaragua recuperó unos 28 mil kilómetros cuadrados, una vez excluido el espacio que ocupan los cayos cedidos a Honduras. El área total en disputa comprendía cerca de 30 mil kilómetros cuadrados.
“El principal objetivo de Nicaragua era eliminar el paralelo 15 como límite, y se logró. El fallo fue armonioso, amistoso, en el que a los dos le dieron, pero nosotros salimos ganando”, dijeron las fuentes.
Límites claros y definitivos
“Ahora, la línea que trazó la Corte, no es exactamente la solicitada por Nicaragua, pero es una línea muy favorable para Nicaragua, que va bastante más al Norte del paralelo 15”, señaló el representante de Nicaragua en La Haya.
“Entonces, rompe esa posición de Honduras y le concede territorio a Nicaragua, muy importante. Así que aunque no puedo decir que ganamos el ciento por ciento, ni mucho menos, porque usted sabe que es muy difícil en estos casos, pero sí salimos muy bien”, añadió Argüello.
Y señaló que el fallo del tribunal internacional estableció los límites fronterizos definitivamente. “Lo que está al sur de esa línea es de Nicaragua, y lo que está al Norte es de Honduras. En eso no hay ninguna discusión”, dijo.
“Fallo es inapelable”
Argüello también aclaró que el fallo del Tribunal Internacional, principal órgano judicial de las Naciones Unidas, es “inapelable”. “El fallo es inapelable. Se puede pedir revisión del fallo en base a documentos nuevos, que no los hay. Así a primera vista, no hay nada que se pueda hacer. No es una simple apelación, que uno pierde un caso y va a apelación”, explicó.
“En esto no existe ningún otro tribunal al cual se pueda apelar.
La Corte Internacional es la última instancia”, aseveró a END.
Próximo reto, la integración
El Embajador de Nicaragua en España, dijo que la decisión del máximo tribunal internacional, no tendrá mayores efectos diplomáticos entre Nicaragua y Honduras. “Esto pone a fin a la controversia y pueden continuar su proceso de integración”, comentó Zamora.
Afirmó que las “nuevas condiciones mundiales”, obligan a los países centroamericanos a unirse “para poder negociar en condiciones más ventajosas con los otros actores internacionales”.
Mauricio Herdocia: “Fallo memorable”
“Se trata de un fallo memorable que se recordará en la historia de las naciones”, expresó Mauricio Herdocia, también especialista en asuntos internacionales.
Herdocia señaló que el resultado dependió en gran medida de la posición “coherente” y “sistemática” que sostuvieron distintas administraciones del Estado de Nicaragua.
“Lo que se pudo conseguir es, por tanto, un logro de la nación, de sus ex cancilleres, ex asesores del Ministerio de Relaciones Exteriores, de la Comisión Territorial Asesora, viceministros y equipo en La Haya. Pero especialmente de aquellos que no están con nosotros, como Luis Pasos Argüello”, destacó.
Francisco Aguirre Sacasa, ex canciller de Nicaragua, afirmó que con el fallo de la CIJ, a Nicaragua se le reconoció su zona económica exclusiva.
“No es una victoria total porque el fallo reconoce que hay unas isletas y cayos, ubicados al norte del paralelo 15, que la Corte dice que son de Honduras. Pero la Corte también reconoce que la zona económica exclusiva de Nicaragua va muy al norte del paralelo 15, y, además, al norte del paralelo 16”, concluyó.