Nacional

“Amarillo es tierra del Estado”

* Nunca se entregaron títulos de Reforma Agraria sobre las reclamadas 71 manzanas de costas de Tola * Ex militar César Ibarra se apareció con un título 17 años después

El ex itendente de la Propiedad, Alfonso Sandino Camacho, dijo que tal como está la situación legal de las disputadas 71 manzanas de costas que varios grupos reclaman para sí en la playa Amarillo, del municipio de Tola, las mismas pertenecen al Estado de Nicaragua.
Sandino, quien estuvo al frente de la institución durante el gobierno de Enrique Bolaños, otorgó 14 títulos de propiedad a igual números de beneficiarios de la Resistencia Nicaragüense en noviembre de 2006, sobre la misma propiedad que reclaman al menos cuatro bandos, entre empresarios privados, ex cooperados sandinistas y supuestos pobladores que reclaman tierras.
Según Sandino, los 14 títulos que él emitió, al no ser inscritos en el Registro de la Propiedad y ser anulados en su legalidad por la misma Intendencia de la Propiedad, dejan la disputada tierra en calidad de propiedad del Estado.
No existían 71 manzanas
La playa de Amarillo, una franja costera de 71 manzanas en el municipio de Tola, municipio de Rivas, es el remanente de una finca que perteneció a la familia Somoza y que fue confiscada por ley a favor del Estado en 1979.
Una parte de dicha finca fue vendida en 1993 por la Corporación Nacional del Sector Público (Cornap) al empresario Bayardo Argüello Guillén, quedando un remanente de 71 manzanas costeras. Posteriormente el empresario granadino hizo una rectificación de medidas y alegó que como producto de esa remedición, resultó aumentada en su dimensión la finca.
“En la Intendencia de la Propiedad, la Oficina de Saneamiento comprobó que las medidas hechas, a criterio personal del señor empresario, afectaban tierras que pertenecen al Estado de Nicaragua, según los registros él jamás adquirió propiedad que colindara con el océano Pacífico, y legalmente nunca pertenecieron ni fueron reconocidas por el Estado al señor Argüello”, aclaró Sandino.
Título falso aparece 17 años después
Las mismas 71 manzanas son reclamadas por el ex militar César Trinidad Ibarra, quien las ocupó mediante la presentación de una copia de un título de reforma agraria con fecha de 1988, pero inscrito en 2005.
“Ese título no existe, no tiene validez, es una copia falsificada. No hay registros sobre la emisión de un título en esa fecha, en ese lugar y a esas personas”, dijo categórico el ex Intendente, quien señala que incluso la Oficina de Saneamiento Legal pidió al ex Ministro de Reforma Agraria, Jaime Wheelock Román el cotejo de la copia de título con los registros originales, ya que el título original nunca fue presentado por esos reclamantes.
“Resultó que el título de César Trinidad Ibarra es falso. Personalmente lo confirmó el mismo ex Ministro de Reforma Agraria. No existen registros de él en ningún lado, no hay un documento original, no existían remanentes de 71 manzanas en 1988 porque la finca Wiscoyol no estaba parceleada para su venta, sino hasta después de 1990 cuando se le entregó a la Cornap, y por tanto no se le pudo entregar a él un título sobre 71 manzanas que no existían en 1988”, aseveró Sandino.
Contras “revolucionarios”
Ibarra ocupa una parte de la disputada propiedad y “otorgó” 30 manzanas a pobladores de Rivas, mientras las restantes están siendo vendidas a precios millonarios por estar ubicadas en una zona de alto desarrollo turístico. Del mismo modo, asegura el ex funcionario, tampoco hay registros en los archivos del título que los ex miembros de la Contra presentan con fecha de 1987.
“Ese es más inexplicable que el de 1988. En 1987 los Contras estaban en Honduras, estaban en guerra y apenas comenzaban las pláticas para ponerle fin al conflicto. No había planes de amnistía ni compromisos de ningún tipo sobre la entrega de tierras a los desmovilizados. Tampoco hay registros de los documentos que respalden la propiedad y dominio de la tierra”, explicó el ex funcionario.
Tierras del Estado
Además, señala Sandino, la parte de la finca donde ahora están las 71 manzanas no eran sujetas de reforma agraria porque son tierras a orillas del mar, zonas de pescadores sin vocación agrícola.
No obstante, Sandino dice que la Intendencia benefició a las 14 familias de la Resistencia en noviembre de 2006 con títulos sobre Amarillo, con base en disposiciones legales que favorecían a los desmovilizados de la Resistencia desde 1990 y que habían sido ratificados por los gobiernos de Violeta Barrios, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños.
“Se hizo la verificación y se comprobó que esas 71 manzanas eran propiedad del Estado, que los beneficiarios nunca habían recibido tierras, que estaban inscritos en los registros de desmovilizados de la Resistencia de acuerdo con las listas de la Comisión Internacional de Apoyo y Verificación de la Organización de Estados Americanos (CIAV-OEA) y se les extendió los títulos”, dijo Sandino.
Según el ex funcionario, al declararse la nulidad de los títulos y no inscribirse en el Registro, las tierras vuelven al origen matriz de inicio, en este caso, el Estado de Nicaragua.