Nacional

Ortega aboga por un “mundo sin fronteras como lo manda Dios”

Las fronteras han sido trazadas de forma artificial, no responden a un mandato de Dios, ni de los pueblos originarios, sino a la voluntad de los conquistadores

El presidente de Nicaragua, Daniel Orega, abogó hoy por la existencia de "un mundo sin fronteras como lo manda Dios".
El líder sandinista pronunció un discurso en la ciudad de Ocotal, 226 kilómetros al norte de Managua, junto a su homólogo hondureño, Manuel Zelaya, para celebrar el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya (Holanda), que zanjó un conflicto limítrofe de varias décadas.
"Las fronteras han sido trazadas de forma artificial, no responden a un mandato de Dios, ni de los pueblos originarios, sino a la voluntad de los conquistadores que fueron imponiendo estas fronteras", dijo Ortega.
Sostuvo que no hay razón alguna para que en este planeta existan las divisiones y enfatizó que "en el mundo no deberían de existir las fronteras".
"El mundo debería de ser como Dios manda: un sólo planeta al servicio de todos los pueblos, de toda la humanidad para el progreso, para el desarrollo y para acabar con la pobreza", manifestó el mandatario nicaragüense.
Se preguntó cuántos muertos le han costado a la humanidad estas guerras entre pueblos hermanos originadas por conflictos fronterizos desde hace siglos.
"En Centroamérica hemos vivido esos dolores, incluso cuando recurríamos a las Cortes, y después de los resultados habían reacciones negativas de un lado y del otro", agregó.
Confrontación originada por los fallos
Recordó que en estos casos, los gobiernos no se hablaban por varios días, y que se caldeaban los ánimos entre los pueblos por la confrontación originada por los fallos de las cortes.
"Esta es la primera vez en la historia de Centroamérica en que recibimos el fallo de una corte sin ese tipo de confrontaciones sino con espíritu de hermandad como lo manda Dios", insistió Ortega.
Afirmó que este espíritu de hermandad no es nada improvisado ya lo había planificado con Zelaya desde hace varias semanas, antes del fallo de hoy.
"Al final de cuentas, qué era Centroamérica antes de la llegada de los españoles y de los británicos, cuando a los dueños originarios de estas tierras se las arrebataron por la fuerza", se volvió a preguntar el líder sandinista.
Recordó que después los Reyes decidían cómo se distribuían estas tierras y a quien se las entregaban y con cuantos esclavos.
En otro momento, Ortega invitó al gobierno y pueblo de Costa Rica a unirse a esta política de hermandad, de lo que, dijo, hoy dieron ejemplo con el presidente hondureño.
Agregó que el próximo viernes 19 de octubre tiene previsto visitar Honduras y que hará el viaje por vía terrestre con una caravana con representantes de diferentes sectores del gobierno y de la sociedad nicaragüense, para continuar con la "hermandad centroamericana".
Ortega finalizó su discurso con vivas al pueblo de Honduras, al general Francisco Morazán, luchador por la unidad de Centroamérica, y también al legendario guerrillero Ernesto "Che" Guevara, cuyo 40 aniversario de su muerte se cumple hoy.
Honduras obtiene cuatro islas
La Corte Internacional de Justicia de La Haya otorgó hoy a Honduras la soberanía de cuatro islas en el Caribe sobre las que mantenía litigio con Nicaragua, pero rechazó su reclamación de que la frontera marítima entre los dos países está en el paralelo 15 y trazó una nueva línea divisoria.

En una decisión que da parcialmente la razón tanto a Honduras como a Nicaragua, que reclamaba hasta el paralelo 17, la Corte establece que la nueva frontera siga una línea bisectriz entre las costas de los dos países y respete las aguas de las islas bajo soberanía hondureña: Bobel, Savanna, Port Royal y Sur.
La nueva línea marítima fronteriza entre los dos países comienza en las coordenadas 15º00'52'' norte y 83º05'58'' oeste, a tres millas mar adentro a partir de la desembocadura del río Coco.