Nacional

CIJ rechaza reclamo de Honduras sobre paralelo 15

El presidente de Honduras asegura que este fallo no va a destruir la unión centroamericana

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) dio hoy a Honduras la soberanía de cuatro islas del mar Caribe sobre las que mantenía un litigio con Nicaragua, pero rechazó su reclamación de que la frontera entre los dos países está en el paralelo 15.
Por ello, la CIJ estableció una nueva frontera que sigue una línea bisectriz entre las líneas costeras de Honduras y Nicaragua y que respeta las aguas de las islas bajo soberanía hondureña.
La nueva línea marítima fronteriza entre los dos países comienza en las coordenadas 15º00'52'' norte y 83º05'58'' oeste, a tres millas mar adentro a partir de la desembocadura del río Coco, como la definieron ambos países en la Comisión Mixta de 1962.
Deberán ahora negociar
La Corte de la Haya decidió que Managua y Tegucigalpa deberán ahora negociar sobre cómo repartirse esas 3 millas comprendidas entre la desembocadura del río Coco y el inicio de la nueva línea marítima establecida.
La frontera transcurre en dirección norte "hasta que se alcanzan las doce millas marítimas de la isla Bobel", prosigue en dirección sur y traza una curva siguiendo "la línea media de los mares territoriales superpuestos de las islas Bobel, Port Royal y Sur (Honduras) y de la isla Edimburgo (Nicaragua)", según explicó la presidenta de la CIJ, Rosalyn Higgins.
La línea describe entonces un arco ascendente hasta alcanzar el mar territorial de la Isla Sur y se conecta de nuevo con la línea bisectriz inicialmente trazada.
El presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dijo en referencia al fallo que la delimitación de la frontera es vital para su país al igual que las relaciones internacionales con sus vecinos.
“Recientemente, Honduras firmó los límites fronterizos con El Salvador y México. Este año firmaremos con Cuba y esperamos el fallo de este juicio histórico que delimitará la frontera con Nicaragua”, agregó Zelaya. El mandatario hondureño aseguró que este fallo no va a destruir la unión centroamericana.