Nacional

Costeños protestan por autoritarismo

* Apoyo popular a delegada de Enel que cortó energía a edificio de Juventud Sandinista

Heberto Jarquín

Bluefields/ RAAS

Portando pancartas que decían “Peace and Freedom” (Paz y Libertad), la tarde del viernes, decenas de mujeres, hombres y niños marcharon por las calles de Bluefields, Región Autónoma Atlántico Sur (RAAS), para respaldar a la delegada de Enel, Nohelia Estrada Hansack, quien está en la cuerda floja, pues dirigentes locales del FSLN la quieren remover de su cargo.
“A todos los gobiernos centrales, sólo cuando les gritan, entienden. Ahora tenemos que gritar a todo pulmón porque el silencio no lo entienden”, enfatizó la dirigente de la comunidad negra de Bluefields, Doleen Miller, una de las promotoras de la marcha.
Miller aclaró que la protesta no tenía una connotación política, sino que era una forma de manifestar el repudio al atropello que estaban cometiendo los máximos dirigentes del Frente Sandinista de la RAAS contra una mujer negra cuya única culpa era cumplir con su trabajo profesionalmente.

Antecedentes
La controversia surgió la semana pasada cuando Nohelia Estrada le mandó a cortar la energía a un inmueble de la Juventud Sandinista 19 de Julio, donde se construye un hospital oftalmológico, por una mora de cuatro mil córdobas en la factura de energía eléctrica.
Aunque el servicio energético fue restablecido en el local antes mencionado, el secretario regional del FSLN, César Quinto; el dirigente de Anden, Óscar Aburto; el delegado de Gobernación, Jimmy Henríquez; y otros directivos de instituciones estatales se declararon ofendidos por la fuerte reacción de Estrada --que exhortó a sus colegas funcionarios a no convertirse en títeres de la cúpula rojinegra--, y por eso exigen su remoción.
El secretario político del FSLN en Bluefields, Éner Suárez, reaccionó airado ante la protesta de los pobladores que marcharon en respaldo a Estrada y los calificó como oportunistas.
“Si ella (Estrada) es muy profesional, también le hubiera suspendido la luz a la Alcaldía, al Consejo, al Gobierno Regional y a la Radio Bluefields Estéreo, que también están morosos”, recalcó Suárez.

Boomerang
El afán por purgar a Estrada por supuesta falta de lealtad a la dirigencia sandinista de la RAAS ha provocado una fuerte reacción de amplios sectores de la Costa Caribe. Mario Casildo, dirigente de la comunidad garífuna de Orinoco, ubicada en una ribera de la Laguna de Perlas y reconocida como un bastión sandinista, anunció que en las próximas elecciones castigarán al FSLN por el irrespeto y atropello que han cometido contra Nohelia Estrada.
Por su parte, el dirigente de Yatama, Adolfo Carlson, también vaticinó un fuerte revés sandinista en la RAAS por la forma en que están tratando a una mujer negra. “Los dirigentes regionales del FSLN están echando a perder el esfuerzo del gobierno de Daniel Ortega por integrar a los costeños”, advirtió.

Rebelión
En la manifestación de protesta participaron connotados sandinistas que disienten con sus dirigentes regionales. La concejala Rosicela García declaró que ella es muy sandinista, pero tenía que solidarizarse con una mujer costeña a la que le están violentando sus derechos.
Para hoy domingo están convocados centenares de militantes sandinistas de Bluefields que piden la destitución de César Quinto y otros dirigentes regionales, “antes que se hunda el barco”, comentó un lisiado de guerra que omitió su nombre.