Nacional

Policía arremete otra vez contra mujeres

* Mujeres intentaron protestar por nombramiento de Managua como “Capital de la Justicia”, lo que consideran una burla por abusos contra leyes

María Haydée Brenes

Con una autorización policial, un grupo de integrantes de la Red de Mujeres contra la Violencia (RMCV) se plantó a las ocho de la mañana de ayer a un lado de la entrada principal del Hotel Camino Real, donde se celebra el Primer Encuentro de Cortes Internacionales y Regionales de Justicia, para protestar contra el nombramiento “Managua Capital Mundial de la Justicia”, que hizo la Alcaldía, así como contra la derogación del aborto terapéutico.
La pasividad con que se llevó el plantón durante dos horas se transformó en violencia, cuando los policías comenzaron a tratar de desalojar a empujones a las mujeres presentes, bajo el único argumento que “había órdenes superiores para desalojarlas, y si no se quitaban, debían ser quitadas de cualquier forma”.
“Nosotros teníamos autorización para estar en ese lugar”, dijo Juanita Bermúdez, de la RMCV, “somos respetuosas de la ley, y nuestra finalidad era darle a conocer a todos los visitantes extranjeros presentes en el evento, que Nicaragua no es un paraíso, que aquí se violentan los derechos elementales de las ciudadanas, como es el derecho a la vida y a la salud con la derogación del aborto terapéutico.
“Nos empujaron, golpearon y tiraron para que nos retiráramos de la entrada principal. Esta situación es preocupante porque no se respetó nuestro derecho a manifestarnos, a expresarnos libremente, y es más aún, porque demuestra que los derechos de las mujeres son irrespetados al más alto nivel, representado por el Presidente y las instituciones como la Policía, y si ellos no lo hacen, nadie lo hará”, señaló Bermúdez.

Tres de tres
Las mujeres, durante una conferencia la tarde de ayer, declararon que en menos de una semana es la tercera vez que las autoridades se ensañan con su protesta a favor del aborto terapéutico. Primero fue en la Catedral de Managua, después en la Universidad Centroamericana y ahora frente al Camino Real.
“Hubo saña de parte de la Policía, se comportó como cualquier órgano represivo de una dictadura, ahora nos está tocando a nosotras soportar los vejámenes de las autoridades, pero puede ocurrirle a cualquier ciudadano que desee ejercer su derecho constitucional de manifestarse”, expresó Bermúdez.

Denuncia internacional
Las mujeres manifestaron que continuarán sus demandas a nivel nacional e internacional, para que el aborto terapéutico sea instituido nuevamente, tal como lo estuvo en la legislación nacional durante más de cien años.
“No nos quedaremos de brazos cruzados, no permitiremos que la lista de 80 mujeres fallecidas siga aumentando, denunciaremos internacionalmente ante las comisiones de justicia y derechos humanos, de los que contradictoriamente somos signatarios”, afirmó Bermúdez.