Nacional

Transportistas dan ultimátum al MTI


Más de 400 dirigentes de cooperativas de transporte de todo el país se reunieron ayer en Managua para plantear un ultimátum al gobierno. “O negocian o nos vamos al paro nacional”, dijeron.

Piden subsidio
Antonio Betanco aseguró que una alternativa para evitar que el incremento en la tarifa de buses impacte a la población, “es buscar cómo compensar la estructura de costos”.
“El gobierno está en la facultad para buscar cómo compensar la estructura de costos ya sea vía combustible, llantas, repuestos y hasta subsidio”, argumentó. “Lo importante es llegar a un equilibrio en la prestación del servicio”, señaló.

Exageran abusos, dice
Betanco destacó que además de los costos de operaciones, está la entrega de concesiones por parte de alcaldes y delegados departamentales del MTI.
Los transportistas se quejaron de que tanto alcaldes como delegados y la Policía misma, caen en el abuso al aplicarles la Ley General de Transporte de “manera inmisericorde”.
“Toman la Ley en sus manos sin hacer las averiguaciones pertinentes”, dijo Betanco, quien se quejó de los operativos “Cero Tolerancia”.
Los transportistas denunciaron que sólo en el Occidente del país, la Policía mantiene diez buses detenidos, otro tanto se encuentra retenido por la Policía de Chinandega, y en Managua, el MTI retuvo a 15 unidades de la Cooperativa de Servicios Especiales de Transporte de Ciudad Sandino.
Dicen que la Policía hasta por una leve reventadura en un vidrio, “aseguran que es causal de un accidente, sólo para no dejarte operar”.
Los transportistas señalan como un grave problema el hecho que la Dirección General de Transporte Terrestre no ha firmado permisos de operaciones a los prestatarios del servicio, lo que les hace salir a operar sin permiso. “Entonces nos acusan de que andamos ilegales”.

Amenazan con violencia
Transportistas de Carazo se sumaron al ultimátum que a nivel nacional dieron los empresarios y choferes al gobierno del presidente Daniel Ortega, para que se revise y actualice el pasaje a más tardar la próxima semana, además de exigir la participación de las cooperativas en los planes de regulación que ejecutan la Policía y el MTI.
El servicio interurbano en el departamento de Carazo estuvo deficiente luego de que los buseros amenazaran con irse a otro paro de labores. También amenazaron con quemar las unidades que salieran a trabajar, lo que motivó a los socios de Cootrisur que presta el servicio ordinario y Cootraus, a pedir la intervención de la Policía.
Los cooperados que no están de acuerdo con el paro de labores, se quejaron porque no encontraron receptividad en el pedido de auxilio hecho a la Policía, frente a las amenazas de quema hechas por socios de la Cooperativa Granma.
“Nuevamente la población tendrá que pagar los platos rotos porque nadie se expondrá a sacar las unidades por mucho pesar que dé la gente, que debe llegar a pie a sus puestos de trabajo”, comentó uno de los dirigentes que están por una pronta solución negociada al problema.