Nacional

En Guatemala siguen esperando el diesel

* Hasta ahora la relación petrolera con Venezuela sigue siendo cada vez más misteriosa * ¿Pagamos toda la factura petrolera? ¿Volvieron los créditos concesionales? ¿Se favorece a particulares o al partido gobernante? * Estas preguntas se las hacen en público los diputados del MRS

Luis Galeano

Guatemala sigue esperando para el próximo fin de semana la llegada de un carguero venezolano con 70 mil barriles de combustible procedente de Nicaragua. Loyda Torres, consultora de la Asociación Popular “Poder Para Todos” de Guatemala, dijo que desconocía por qué el barco no llegó a su país el pasado martes, pero que la operación, hasta donde entiende, no se ha suspendido.
“No sabemos por qué no vino el barco, parece que hubo problemas técnicos y se quedó en Corinto, pero sí lo estábamos esperando para el martes”, dijo Torres en una rápida conversación telefónica desde Guatemala.
“Don Rokael Cardona dijo la verdad en la conferencia que brindó: el barco estaba supuesto a venir el martes, pero la verdad, desconocemos la razón por la que no vino, en todo caso no nos han dicho que ya no viene”, agregó Torres.
Rokael Cardona, presidente de la no gubernamental Asociación “Poder para Todos” de Guatemala, dijo en rueda de prensa el martes que el barco Caura, de bandera venezolana, atracaría en las próximas horas en Puerto Quetzal, a 190 kilómetros al sur de la capital del país centroamericano, que no forma parte del ALBA, pero al final eso no ocurrió.
Ese proyecto pretende proveer de combustible a cien de las municipalidades de 22 mancomunidades que integran la Federación de Municipios Mancomunados de Guatemala (FMMG), de la que Cardona es asesor.
La transacción entre Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) y una firma guatemalteca denominada VHG, que suma 6.2 millones de dólares, se realizó, según Cardona, por medio de la firma nicaragüense Petronic/Albanisa y el combustible sería vendido en Guatemala a las distribuidoras locales.

¿Triangulación o venta venezolana de excedentes?
Otro de los miembros de “Poder para Todos” que conversó con EL NUEVO DIARIO desde Guatemala, pero que pidió el anonimato, dijo que Nicaragua por medio de Albanisa estaría dispuesta a negociar con Centroamérica el petróleo y sus derivados que no pueda almacenar por falta de capacidad “a precios de mercado”, y fue así que se amarró el envío del carguero Caura hacia Guatemala.
“Nicaragua por ser signatario del ALBA tiene algunas ventajas, y Albanisa como empresa comercial vende combustibles a Centroamérica. Guatemala no pertenece al ALBA y entonces el combustible se le compra a Nicaragua a precios de mercado”, dijo la fuente.
Rodolfo Zapata señaló que lo que existe con el crudo venezolano y sus derivados es “un problema de recepción, de recibirlo, y estamos esperando que Venezuela dé instrucciones para ver qué vamos a hacer con el volumen que no se puede descargar. Venezuela puede hacer con su petróleo lo que quiera, si lo que no podemos descargar aquí lo quiere mandar a Guatemala, esa es su potestad”.

Se violaría Acuerdo Energético con Venezuela
De ser cierta esta versión, se estaría violando el sexto punto del Acuerdo Energético firmado por los presidentes Hugo Chávez, de Venezuela y el nicaragüense Daniel Ortega, que señala textualmente que “Para los efectos de este Acuerdo, los volúmenes de las ventas financiadas por la República Bolivariana de Venezuela serán para el uso del consumo interno de la República de Nicaragua. En el momento en que la República de Nicaragua exporte volúmenes de crudo, productos refinados o GLP, los términos de este Acuerdo podrán ser revisados”.
El embajador de Venezuela en Nicaragua, Miguel Gómez, dijo a EL NUEVO DIARIO que desconocía la operación de venta de combustible a Guatemala y que “el acuerdo original era para el consumo de Nicaragua”.

Contralores piden información
Las informaciones provocaron que los contralores decidieran solicitar formalmente información a Petronic sobre lo que estaba sucediendo.
“Estamos solicitando al presidente Ejecutivo de Petronic (Francisco López) que en un término de ocho a diez días informe oficialmente a la Contraloría sobre esa transacción”, dijo Montenegro.

Rappaccioli “sí, pero no” y diputados critican discrecionalidad

NERY GARCÍA
Emilio Rappaccioli, titular del Ministerio de Energía y Minas, MEM, se declaró desinformado sobre la triangulación en la venta de combustible venezolano a Guatemala, luego que le preguntáramos si habían sido informados de la venta de 70 mil barriles de combustible sudamericano, procedente de Nicaragua, a Guatemala.

¿De la venta de 70 mil barriles de combustible venezolano a Guatemala, ustedes ya estaban informados?
“Este… podría ser que sí sea correcto eso, pero no te puedo dar detalles”.

¿No está autorizado para dar detalles?
No, no… claro que te los podría dar si lo supiera con seguridad; en este momento no te los puedo dar porque no tengo los datos.

¿Les informaron entonces sobre la venta?
En este momento no te los puedo dar. El ingeniero Francisco López no está en el país, pero voy a darle una llamadita al ingeniero Zapata, que es el gerente general, para ver qué información me puede dar sobre eso.

Diputados MRS preocupados
Mónica Baltodano, Víctor Hugo Tinoco y Enrique Sáenz, diputados de la bancada del Movimiento Renovador Sandinista (MRS), se mostraron preocupados por la discrecionalidad con que el gobierno ha manejado la cooperación venezolana, ya que al mantener el secretismo sobre dicho apoyo, escapa de ser controlado tanto de la Asamblea Nacional como la Contraloría.
“Esta venta de combustible a Guatemala viene a confirmar algo que nosotros hemos venido denunciando, y nuestra preocupación de todo lo que tiene que ver con la importación de petróleo de Venezuela y el uso de esos recursos financieros siguen siendo secretos, no transparentes y perfectamente se puede inferir que están siendo utilizados con fines personales, con fines de actividad político-partidaria, que no están siendo utilizados para solucionar los problemas de la gente”, expresó Baltodano.
Sáenz recordó que cuando se habló inicialmente de la cooperación venezolana en materia de combustible, “se habló que sería destinado para el transporte interurbano de Nicaragua a través de las alcaldías… y hace dos meses en la AN se autorizó más deuda pública al permitir más subsidio a los transportistas”. ¿Dónde estaba el petróleo venezolano en ese momento?, se preguntó el diputado, quien también se respondió: “No estaba ni en la teoría ni en la práctica”.