Nacional

Incendio devoró 29 tramos en mercado de Matagalpa

* Cuestionan eficacia de bomberos * Alcaldía suspende cobro de impuestos * Equipo del FISE evalúa los daños

Francisco Mendoza

MATAGALPA

El incendio que la noche del miércoles 3 devoró 29 tramos del mercado Guanuca ocasionó pérdidas por 3 millones 800 mil córdobas. Ejército, Policía y Bomberos lucharon desde las once de la noche contra las llamas que amenazaban a todo el mercado y las casas vecinas.
El fuego logró ser controlado a las dos de la madrugada del jueves con la ayuda de refuerzos bomberiles de Jinotega y Estelí. Las primeras investigaciones culpan del siniestro a un cortocircuito favorecido por los constantes apagones ocurridos ese día.
Las llamas arrasaron tres tramos de carne, siete de calzado, cinco de ropa, dos cafetines, siete tramos de granos básicos, tres bodegas y dos comedores, cuyos propietarios quedan endeudados con bancos y mircrofinacieras.
Los afectados --Zayda Aráuz, Jorge Barto y Jacoba Barrera Aráuz, entre otros-- dicen que este fuego probó que el benemérito cuerpo local de bomberos no tiene capacidad para siniestros de gran magnitud, ya que cuando llegaron al lugar sólo ardían tres tramos, y fue necesario que ardieran otros 26 para que al fin pudieran sofocar las llamas.
En todo caso no culpan a los bomberos por su desastrosa ejecutoria, sino a la falta de medios y equipos, pues los que había estaban en mal estado. Consultado el comandante de los bomberos, aseguró que cuentan con la capacidad necesaria, pero la tardanza en apagar las llamas se debió a que en los tramos siniestrados había mucho plástico, y hasta pólvora.
Además --dijo el capitán Félix Lugo-- tampoco había agua en los hidrantes, por lo que era necesario estar yendo hasta la planta aguadora de Prolacsa cada vez que una pipa se quedaba vacía.
El alcalde de Matagalpa, doctor Gonzalo Navarro, orientó a los colectores suspender el cobro de impuestos a todos los afectados, y anunció la inmediata reconstrucción de los tramos.
También el doctor Nelson Artola Escobar, Presidente Ejecutivo del Fondo de Incvversión Social de Emergencia (FISE), orientado por la Presidencia de la República, se movilizó hasta el lugar del desastre con un grupo de cinco ingenieros para evaluar los daños y apoyar la reconstrucción del mercado, que según el ingeniero Eddy López, se quemó en un 30 por ciento.
Jorge Katín, de Unión Fenosa, dijo que debe esperarse el informe de peritos de la Policía sobre el origen del siniestro, aunque conocemos que el fuego se originó en una cuchilla interna de uno de los negocios, y, por tanto, no es responsabilidad de la empresa.