Nacional

Negocian madera


Moises Centeno

LAS MINAS, RAAN

Tranquilo y seguro con su inversión podrá estar el sector forestal en la Región Autónoma del Atlántico Norte, pues no habrá confiscación de madera. En su lugar se negocia su aprovechamiento.
Pero por ahora se trata sólo del producto forestal procesado, acopiado y pagado al Inafor por industrias forestales, pequeños madereros y propietarios de bosques, antes del catastrófico paso del huracán “Félix”.
En inventario existen unos doce mil metros cúbicos listos para procesarse en industrias, y comercializarse su producto bruto o transformado en el mercado nacional e internacional.
El maderero Enrique Urbina dice tener veinte rastras cargadas de madera desde antes del “Félix”, y asegura haber pagado al Inafor unos 80 mil dólares en concepto de permisos y planes de manejo forestal.
Se espera que en los próximos días haya salida para cientos de lotes de madera en inventarios y en patios en Puerto Cabezas, Rosita y Prinzapolka, y podrán utilizarse para los fines que sus dueños estimen conveniente, a cambio de que se integren al plan de reconstrucción de la RAAN.

Ni un árbol más
Eso sí, una vez agotada la madera autorizada para traslado y sus comprometidos negocios, no habrá más permisos de aprovechamiento forestal y nadie podrá volver a cortar un árbol.
Tampoco podrá salir un pie de los casi once millones de metros cúbicos de madera caída por el meteoro, pues se extraerá y se usará sólo para la reconstrucción de unas 27 mil viviendas en la RAAN, y en cuya colosal tarea participaría de forma directa el sector forestal, según el presidente del Consejo Regional, Carlos Sanders Rigby.