Nacional

Avellán no se disculpará con “la lengua del pacto”

* Jueza le receta 45 días de cárcel mientras llega el juicio

Mientras en el Juzgado Quinto Penal de Audiencias de Managua se realizaba la audiencia en la que el ex diputado Fernando Avellán Martínez fue confinado a 45 días más de prisión mientras llega su juicio oral y público, su casa era allanada por la Policía en busca de armas.
La casa de Avellán está ubicada en Las Colinas, de la Embajada de España 800 metros al sur, sitio a donde llegó una patrulla jefeada por Freddy López, jefe de Auxilio Judicial de la Estación Cinco de Policía, confirmó el abogado del ex diputado, José Manuel Urbina Lara.
La orden de allanamiento fue emitida por la juez Cuarto Penal de Audiencias de Managua, Martha Lorena Martínez, quien ordenó el secuestro de armas como escopetas y pistolas, las que aunque fueron halladas en el local, permanecen ahí porque tenían portación, explicó Urbina.
Durante la audiencia inicial del juicio, el abogado defensor pidió al juez Quinto Penal de Audiencias, Julio Arias, que revocara la prisión a Avellán, pero el judicial decidió reconfirmársela hasta que llegue el 21 de noviembre, día del juicio oral y público.

Compara a Téller con mercadera
Urbina denunció que hay influencias para “ensañarse” con Fernando Avellán, pero no identificó al “influenciador”. Lo que sí dijo es que su cliente le contó en La Modelo: “Yo jamás le voy a pedir disculpas a la lengua del pacto. Prepárese para el juicio”.
“Éste es un delito cualquiera… es un delito de cuartería que no tiene ninguna trascendencia. ¿Cuántas vivanderas no se agarran y se “desbaratan” en las estaciones de Policía y al día siguiente están fuera las dos?”, preguntó el abogado, al hacer una comparación indirecta entre lo ocurrido entre Téller y Avellán.
De ser declarado culpable por lesiones, Avellán podría ser condenado de dos a cinco años de cárcel.
Finalmente, Urbina anunció que “van a dar el contragolpe”, y que en juicio oral y público va a demostrar que no existe tal lesión visible ni permanente en la nariz de Téller.
Leonel Téller reaccionó diciendo por medio de un comunicado, que al tergiversar la verdad y poner en duda la existencia de la lesión, Avellán y sus mediadores están confirmando que el primero continúa creyendo que los métodos violentos son efectivos para convivir en el siglo XXI.
Téller dijo que no hay posibilidades de mediación, y por el contrario, envió al abogado Alberto Ubilla Gasteazoro. El abogado salió raudo del juzgado y no aclaró si es o no hermano de Pablo Ubilla Gasteazoro, quien se amparó para no responder por una acusación por fraude en Correos de Nicaragua.