Nacional

Precaristas e Ibarra unidos por Amarillo


En una visita realizada ayer a las costas de playa Amarillo, del municipio de Tola, se constató que entre el ex militar César Trinidad Ibarra y los precaristas que se mantienen en las costas no existen diferencias, y que más bien uno apoya al otro, por lo que el litigio por las 71 manzanas de esa área ahora es entre Bayardo Argüello, ex miembros de la Resistencia y el mismo Ibarra.
En las costas se encontraban unas 500 personas, una que otra armada de machetes. Aseguran que no saldrán del lugar para defender 30 manzanas que Ibarra les cedió cuando inscribió en febrero de este año, el título agrario de 71 manzanas que le fue cedido el 12 de julio de 1988, junto a otras nueve personas en las costas de playa Amarillo.
Según Sixto Morales, abogado del denominado “Movimiento de Pobladores de Amarillo”, tanto Ibarra como los pobladores están unidos y uno apoya al otro para defenderse del granadino Bayardo Argüello, quien reclama la propiedad como parte de la finca Güiscoyol y en su lucha logró este 13 de septiembre una sentencia a su favor. que fue emitida por la juez de Distrito Civil de Rivas, Jenny Chávez, quien ordenó anular la inscripción de las 71 manzanas que hizo Ibarra.
Con dicha sentencia también resulta perjudicado el denominado “Movimiento de Pobladores de Amarillo”, ya que las 30 manzanas que les entregó Ibarra se desprenden de las 71 que inscribió el ex militar, pero según Morales, los pobladores de las 15 comunidades de Tola que vienen luchando desde hace cuatro años por esa franja costera, permanecerán en posesión de la zona.
“Tenemos cuatro años de estar aquí en posesión y no es muy sencillo decir: nos vamos a ir simple y sencillamente porque a una juez se le ocurrió, sin ninguna base legal, anular la inscripción del título Agrario de César Trinidad Ibarra, por eso nuestra opción es permanecer acá”, explicó.

Apoyan a magistrada Ramos
El magistrado Edgard Navas, miembro del Consejo de Administración y Carrera Judicial de la Corte Suprema de Justicia, dijo ayer que los problemas entre inversionistas y los tenedores de tierra tienen en jaque al país, pero respaldó la actuación que ha tenido su colega Alba Luz Ramos en Rivas.
Como se recordará, uno de los cuatro reclamantes de la propiedad conocida como playa Amarillo, señaló públicamente a Ramos por supuestamente intentar favorecer a otro de los grupos en conflicto.
“Yo no lo veo como ningún caso, simplemente me parece que son efectos noticiosos. La doctora Ramos tiene muchos años de trabajar como encargada-responsable por delegación del pleno de la Corte para el departamento de Rivas, y los temas judiciales no son fáciles, y los problemas que hay ahí tampoco son fáciles, son problemas serios que tienen a este país en jaque”, declaró Navas cuando se le preguntó por la actuación de Ramos en el caso.