Nacional

Veto de Bush salva a industria tabaquera Centroamericana

El veto de Bush evitó el incremento del impuesto sobre los cigarros preparados a mano en Honduras, Nicaragua y República Dominicana

El presidente de EEUU, George W. Bush, vetó hoy una ley que ampliaba el seguro de salud para los niños a costa de un alza en los impuestos al tabaco, lo que ha evitado la pérdida de miles de empleos en Honduras, Nicaragua y la República Dominicana.
El proyecto de ley había recibido el apoyo mayoritario de los demócratas y de gran parte de los republicanos en la Legislatura, pero Bush había amenazado con vetarlo y hoy cumplió su promesa.
El presidente considera demasiado costoso el plan para expandir la cobertura de salud a niños de familias que no son consideradas pobres, pero para los que un seguro privado es muy caro. El proyecto contemplaba financiar la expansión con una subida de los impuestos sobre el tabaco.
Las mayores tasas se habrían impuesto sobre los costosos cigarros preparados a mano en Honduras, Nicaragua y República Dominicana, por lo que los empresarios del sector habían advertido que la medida reduciría drásticamente las ventas y haría quebrar a muchas empresas.
En República Dominicana, el mayor exportador del mundo de esos productos, la entrada en vigor del proyecto habría significado la pérdida de diez mil empleos, según el Instituto del Tabaco de ese país.
Actualmente las tasas sobre los cigarros hechos a mano ascienden a nueve centavos por unidad, pero la propuesta las elevaría a entre uno y tres dólares, de acuerdo con los expertos.
Pese a la acción tomada hoy por Bush, los líderes demócratas han indicado que no abandonarán el plan e intentarán anular el veto, para lo que necesitan el respaldo de dos tercios de la Legislatura.
En el Senado, 68 legisladores votaron a favor del proyecto, una cifra que supera los dos tercios de los 100 escaños. En la Cámara Baja lo apoyaron 265 legisladores y para anular el veto presidencia se necesitan 290 apoyos.