Nacional

Colosal desaire de crucero en Corinto

* No permitieron el atraque ni el desabordaje de turistas * La gigantona quedó bailando sola y hasta parecía loca * Decenas de comerciantes quedaron con sus artesanías

Róger Olivas

CORINTO, CHINANDEGA

Artesanos de Masaya, San Juan de Oriente, Managua y el Norte, entre otros lugares, se quedaron con sus artesanías listas, al igual que la operadora de turismo Careli Tours, con varios autobuses para recibir a 1,900 turistas, los cuales no bajaron en este puerto debido a la negativa del capitán del crucero Island Princess.
En las afueras de la Empresa Portuaria Nacional (EPN) también esperaban varios triciclos y taxis, en los que los turistas harían un recorrido por las calles de este puerto.
El crucero proveniente de Puerto Amador, Panamá, tenía previsto atracar a las ocho de la mañana de ayer martes, pero su capitán, de nacionalidad italiana, a través de comunicación de la Agencia Naviera Vasalli, se negó a anclar en Corinto, debido a que, según él, este puerto no ofrece las medidas para el estacionamiento de este tipo de embarcaciones.
No obstante, Virgilio Silva, Presidente Ejecutivo de la Empresa Portuaria Nacional (EPN) dijo que ese barco mide 266 metros de largo, pero el capitán aseguró por radio que la embarcación mide 304 metros, por lo que Silva se comunicó con Rodolfo Sandino, gerente del puerto de Corinto, para que se moviera un barco granelero que estaba en el muelle, y que el Island Princess, atracara.
“Hablé con el vicepresidente de la junta directiva de Vasalli y me comunicó que el capitán había tomado la decisión unilateral de retirarse del puerto de Corinto. Aquí han venido barcos con mayor longitud, como el Confort, de 840 pies, y no tuvimos problemas. Hoy miércoles explicaremos a Spvie Smill, presidente de la línea naviera de cruceros los problemas que nos ocasionó la decisión unilateral de ese capitán”, expresó el funcionario.
Silva reiteró que al puerto de Corinto llegan barcos de mayor calado y longitud, y el señor Smill verificará que el lugar presta las condiciones.
La delegación del Instituto Nicaragüense de Turismo en Chinandega, a cargo de Ofelia Manzanares, había organizado presentaciones culturales, que incluían la rondalla de marimbas de Masaya, para los turistas, pero la decisión del capitán del crucero echó a perder todo.
Varios artesanos consultados por EL NUEVO DIARIO dijeron que incurrieron en gastos, y aunque mostraron inconformidad con la no llegada del crucero, dijeron que están dispuestos a regresar las veces que sea necesario para ofrecer artesanías a los visitantes.