Nacional

Cruz Roja: caos y reelección

* Presidenta anuncia elecciones en diciembre y adelanta su postulación por enésima vez

En medio del caos que reina desde hace años en la Cruz Roja Nicaragüense, se anunciaron ayer dos noticias: una es que las elecciones generales para cambio de autoridades se podrían realizar en diciembre, y la otra es que la actual presidenta, Esperanza Bermúdez, anunció su postulación por enésima vez para esos comicios.
Bermúdez de Morales anunció ayer que para la primera quincena de diciembre se realizarán comicios para elegir nuevas autoridades nacionales. En las elecciones participarán unos 400 miembros de dicha organización, y en ellas Bermúdez se postulará para intentar reeligirse durante otros cuatro años como presidenta, cargo que ocupa ininterrumpidamente desde 1994.
“Si me toca a mí (ser reelecta presidenta), voy bien, sino me retiro a mi casa, tal vez por primera vez en la vida, a descansar”, dijo Bermúdez, quien lleva más de 50 años en la institución humanitaria que ahora sufre una profunda crisis institucional, debido a señalamientos de falta de transparencia en el manejo administrativo.

“Lo mismo del año pasado”
“Exactamente es lo mismo del año pasado, ni siquiera han cambiado el lenguaje”, expresó Bermúdez en relación a la denuncia que sobre presuntas irregularidades en el manejo de 35 millones de córdobas presentaron esta semana algunos miembros inconformes con la benemérita institución.
En la crisis, provocada por la resistencia de varios miembros a la prolongación de la señora Bermúdez en la presidencia, han intervenido comisiones de alto nivel de la Federación Internacional de la Cruz de América Latina y el Comité Internacional de la Cruz Roja, incluyendo la central en Ginebra.
De acuerdo con un informe de investigación de una Comisión Independiente de la Federación Internacional de Cruz Roja y Media Luna roja, que vino en abril pasado al país, “las causas que han originado esta profunda crisis provienen de gravísimas violaciones a los principios fundamentales, a los estatutos y reglamentos pasados y vigentes, al incumplimiento reiterado de los acuerdos y compromisos que en este año y años anteriores han adquirido los miembros del Consejo con la Federación”.
Bermúdez explicó que las elecciones iniciarán este mes de octubre en las filiales locales, en noviembre serán las departamentales y en la primera quincena de diciembre será la elección nacional.

Poca credibilidad en elecciones
Ella reveló que en las elecciones a nivel general participarán cerca de tres mil miembros de Cruz Roja, mientras que en la asamblea en donde se realizará la elección de las autoridades nacionales participarán unos 400, debido a que “no todos pueden viajar”, justificó Bermúdez, quien anunció que ya estaba listo el padrón electoral.
No obstante el anuncio de doña Esperanza, las presiones y quejas sobre la falta de transparencia, así como el caos institucional, no han cesado y, por el contrario, van en aumento.
Belma Rojas, Presidenta de la filial de Matagalpa y vicepresidenta del Consejo Nacional, acusó a la señora Bermúdez de manipular la información respecto a la conformación del padrón electoral.
“Yo que soy miembro y vicepresidenta, no sé nada, ninguno de los otros miembros sabe nada y ella sale anunciando que ya está listo el padrón ¿Cómo lo hicieron sin tomar en cuenta a los miembros?”, se quejó Rojas, insistiendo en la urgencia de supervisión internacional para evitar malos manejos durante los comicios.

Nepotismo y caos
Las quejas de los miembros del Consejo Nacional de la institución radican en que la elaboración del padrón y la organización de las elecciones están a cargo del hijo de la señora Bermúdez, Ricardo Morales, quien funge como asesor jurídico de la Cruz Roja.
Debido al conflicto, el estado de la institución humanitaria a nivel nacional es deplorable: hay varias filiales descabezadas, se han dado asaltos de sedes y trifulcas en varios departamentos por miembros afines y adversos a Bermúdez, los reclamos financieros están a la orden del día y los planes y proyectos de apoyo humanitario no se han cumplido por la desorganización.
El colmo es que en León está detenida desde hace más de un año la creación de un banco de sangre que fue donado por el gobierno de Luxemburgo, sin que a la fecha se sepa el destino del proyecto, denunció Rojas.