Nacional

“Que me investiguen”, reta ex director del Hospital Alemán


Yahoska Dávila

El ex director del Hospital Alemán Nicaragüense (HAN), José Abraham Villanueva, dijo a EL NUEVO DIARIO que no le tiene miedo a las investigaciones que realicen el Minsa o la Contraloría General de la República (CGR), pues “al fin y al cabo: el que no la debe…no la teme”.
“Me pueden investigar los que deseen, porque no tengo nada que esconder”, manifestó sereno Villanueva, alegando que el problema de los medicamentos no es en lo absoluto de él. “Yo no estaba a cargo del control de los medicamentos, era el propio Minsa a través del Centro de Insumos Para la Salud (CIPS) y del Curim (Comité de Uso Racional de Medicamentos)”.
Villanueva fue director del HAN durante tres años y fue suspendido de su puesto por la actual administración del Minsa. “Durante ejercí la administración nunca faltó medicina en las consultas médicas. Lo que se tenía se le daba a la población, nunca escondimos el medicamento para otros fines, como quiere hacer notar la ministra de Salud. Era uno de los pocos hospitales abastecido por el CIPS y las donaciones de organismos no gubernamentales”.
Estos medicamentos datan desde 1991 y, según Villanueva, durante su administración se hicieron las gestiones para limpiar bodegas, pero nunca se contó ni con el presupuesto ni con el visto bueno de parte de la administración del Minsa.
“Como director no podés disponer de los medicamentos que están en bodegas. Si ya no sirven se tiene que realizar una serie de gestiones donde están involucradas las instancias pertinentes que velan por los bienes del Estado”, alegó.
El ex director relató que durante su administración se dejaron de percibir millonarias donaciones por el hecho de que tenían una vida útil de cuatro meses y que esto aumentaría la basura tóxica alojada en el hospital. “Lo que hacen está bien”, expuso Villanueva refiriéndose a las investigaciones que iniciará el Minsa en cuanto al problema de los medicamentos caducados; ya que todas las administraciones tienen que velar por el uso adecuado de los bienes del Estado y más con el medicamento de los centros hospitalarios que atienden a la mayor parte de la población más vulnerable del país.
La instancia delegada por la Ley para el control del medicamento en las unidades hospitalarias es el Curim. El Reglamento de Ley 292, ley de Medicamentos y Farmacias, en el Capítulo XIII referido al “Uso racional de medicamentos” artículo 83, inciso 3, expresa que el Curim es el encargado de “Analizar mensualmente la situación del abastecimiento presentado por el responsable de ATM”… y que a su vez “El SILAIS será la instancia responsable de apoyar, supervisar y controlar los Comités de Uso Racional, para lo cual implementará el Modelo de Supervisión en Suministros y otros instrumentos de control y apoyo. La Dirección de Normación de Insumos Médicos y Farmacias apoyará al SILAIS en esta tarea. En todo lo no consignado en estas normas, los Comités procederán de acuerdo a las regulaciones vigentes del MINSA”, cita en el artículo 82.
Si hay responsabilidad alguna tiene que iniciar por estas tres instancias, de acuerdo con Villanueva, por lo establecido en la Ley. En el caso del Curim del HAN estaba conformado por el subdirector médico, subdirector administrativo, jefe de consulta externa, contabilidad y muchos otros.
“El director de un hospital no tiene la facultad de disponer de los recursos del Estado. Cualquier medicamento para ser descartado tiene que tener el visto bueno de la dirección central del Ministerio, y aunque algunas veces lo solicitamos, no fue posible. Ahora la bomba estalló, y entonces que se investigue”, concluyó Villanueva.