Nacional

Urge evitar hambruna en aldeas del río Coco


Tania Sirias

Reactivar el ciclo agrícola en las comunidades miskitas de Waspam es lo que piden organismos de cooperación internacional, ya que de no hacerlo en los próximo días, para el mes de noviembre no tendrán nada que comer. Las donaciones alimenticias que están entregando Intermón Oxfam (IO) y Acción Médica Cristiana en 35 comunidades están previstas a agotarse en los próximos quince días, advirtieron.
“Con el paso del huracán “Félix” se perdieron las cosecha de maíz, frijol, arroz, plátano y banano. Algunas tierras se inundaron por la crecida del río y en otras partes los fuertes vientos botaron árboles que cayeron encima de los siembros”, dijo Irma Kebral, habitante de la comunidad de La Esperanza, Río Coco.
En el municipio de Waspam existen 185 mil personas afectadas y por ello los organismos piden ayuda para levantar el ciclo agrícola y evitar la hambruna. Germán Quezada, responsable del Equipo Humanitario de Intermón Oxfam, dijo que ante la emergencia se brindó alimentación para 37 comunidades de Waspam, donaciones que se agotarán en menos de quince días.
Piden herramientas y semillas
“Si valoramos la demanda en término de alimentos, se requiere brindar atención a las comunidades durante tres meses, hasta que se levante la cosecha de frijol, tomando en cuenta que se comience a sembrar a mediados de octubre”, dijo Quezada.
“Se estima que en 108 comunidades miskitas, el 80 por ciento de las cosechas se perdieron y en 44 comunidades las pérdidas fueron totales”, expresó Ramiro Cifuentes, de la Defensa Civil en Waspam. Comentó que aproximadamente resultaron afectados 11 mil 400 productores y que se perdieron nueve mil 300 hectáreas de arroz, siete mil hectáreas de frijoles y cuatro mil hectáreas de maíz.
“Por eso pedimos asistencia técnica para reactivar lo más pronto posible la cosecha de apante de frijol, ya que tenemos el mes de octubre encima”, indicó el representante de Defensa Civil.
Además, solicitó al gobierno regional y a la cooperación internacional les envíen motosierras, machetes, limas, pero sobretodo combustible para poder retirar los árboles que cayeron sobre las cosechas y limpiar el terreno.
José Dolores Lechado, representante de Acción Médica Cristiana (AMC), dijo que lo más importante en este momento es el envío de semillas de arroz, maíz, frijoles y hortalizas, pues el huracán no permitió recoger las cosechas. “Como mínimo, para operar se necesitan al menos unos 15 mil dólares, con el fin de evitar la inminente hambruna”, advirtió.

Ratas amenazan
Lechado comentó que otro de los problemas que se avecina es el de las ratas. “El huracán derribó árboles de la reserva que servían de alimentos y refugio para los animales, y esto viene a alterar el ecosistema.
Tenemos conocimiento de que los monos y otros animales ya están bajando a las comunidades a buscar comida”, dijo el representante de AMC.
Además, Quezada indicó que se deben conseguir trampas para roedores y así evitar que se pierda la cosecha. “Acción Médica Cristiana trabajó durante dos años en el tema de las ratas y pensábamos que ya se había resuelto la crisis, sin embargo, ahora vemos que podría volver esta plaga y provocar nuevamente la hambruna y enfermedades en las comunidades de Río Coco”, dijo el responsable del Equipo Humanitario de Intermón Oxfam.