Nacional

Ocho Delgadillo Candray culpables por asesinatos

* Policía esclareció muerte de los esposos Delgadillo Obando y detuvo a cinco de los señalados como autores de los crímenes * Entre los capturados hay dos mujeres, tres andan fugitivos y Cenidh felicita la diligencia policial en este caso

Luis Alemán

Ocho miembros de la familia Delgadillo Candray, de Nueva Guinea, fueron acusados de ser los autores de los crímenes contra los esposos Villanueva Delgadillo Obando y Gilberto Artola Delgadillo, hechos ocurridos en fechas diferentes en la Colonia “Jacinto Baca”, de Nueva Guinea.
Ayer, el juez de Distrito de lo Penal de Audiencia del municipio de Nueva Guinea, Santiago Matus Zúniga, dictó prisión preventiva para Miguel Ángel Candray Espinoza, de 46 años; Casimiro Delgadillo Candray, de 28; y Denis Antonio Delgadillo Candray, de 22 años. También dictó arresto domiciliar para Felícita Lidia Candray Espinoza, de 54, y Josefa Emilia Candray Espinoza, de 52.
Por esos mismos delitos serán procesados en ausencia José Antonio Candray Espinoza, de 48 años, Walter Bismarck Delgadillo Candray, de 20, y Benjamín Flores Báez, quienes abandonaron Nueva Guinea desde hace varias semanas, según confirmó el comisionado mayor Alonso Sevilla Midence, jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional.
Sevilla detalló que Miguel Ángel Candray Espinoza y Antonio Delgadillo Candray son señalados como los autores materiales de ambos asesinatos, y actuaron para vengarse por la muerte de Nelson Delgadillo Candray, de 18 años, quien según los familiares de éste, fue asesinado por órdenes de los esposos Artola Delgadillo.
Ocupan armas
El jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional detalló que todos los miembros de la familia Delgadillo Candray vinculados con ambos crímenes fueron detenidos en sus casas de habitación, “a todas ellas les veníamos dando seguimiento como sospechosos”, dijo Sevilla, quien aseguró que durante las detenciones fueron ocupadas armas de fuego.
A la señora Josefa Emilia Candray Espinoza, de 52 años, la Policía Nacional le ocupó un revólver calibre 38, marca Taurus, serie QK38566, con cinco cartuchos, mientras que a Casimiro Delgadillo Candray, de 28 años, al momento de su captura la Policía le ocupó un revólver calibre 38, marca Taurus, serie F1782065, con seis cartuchos. A Denis Antonio Delgadillo Candray, de 22 años, le ocuparon una pistola calibre 8 milímetros marca Parabellum, serie T1102-05E00590 y un cargador con 16 cartuchos.
Sevilla aclaró que las armas están siendo analizadas en el Laboratorio de Criminalística para determinar si fueron usadas en los hechos criminales. “Están siendo comparadas con evidencias encontradas en la escena del crimen”, señaló.

Cenidh reconoce labor policial
La doctora Vilma Núñez de Escorcia, Presidenta del Cenidh, reconoció la labor desarrollada por la Policía Nacional que logró esclarecer el crimen de los Artola Delgadillo. “Estamos satisfechos por el empeño policial”, dijo la doctora Núñez.
Sin embargo, para la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, quien alertó sobre el estado de violencia y las ejecuciones que se realizaban en Nueva Guinea, ahora lo que queda es esperar que los operadores de justicia “no salgan con alguna absolución”.
Núñez nuevamente urgió la aplicación de medidas cautelares ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al Estado de Nicaragua, por considerar que corría peligro la vida de los miembros de la familia Artola Delgadillo.

Abundante evidencias
El jefe policial señaló que todas las diligencias realizadas por los investigadores del equipo especial de la Policía que está en Nueva Guinea “coincidían en ambos crímenes, que aunque ocurrieron en fechas y lugares determinados, todas la diligencias indicaban que los autores eran los mismos sujetos”.
Las principales evidencias que la Policía presentó al Ministerio Público para que acusara a los detenidos son, entre otras, declaraciones de testigos que reconocen a los autores del crimen de Villanueva Delgadillo Obando y las lesiones en contra de Armando José Aguilar Sobalvarro, que acompañaba a la víctima el día que fue asesinada.
También hay entrevistas de testigos que dijeron haber escuchado a los señalados como autores de ambos crímenes, cuando manifestaban que pagarían para matar al hijo mayor de los Artola Delgadillo, quien se encuentra guardando prisión en el Sistema Penitenciario de Chontales.