Nacional

Canciller: Noticia vulgar y ridícula


Eduardo Marenco

El canciller de Nicaragua, Samuel Santos, negó categóricamente ayer la presencia de miembros de la Guardia Republicana iraní en Nicaragua, calificando la información proveniente de Costa Rica como “vulgar, ridícula y exagerada”.
El gobierno de Estados Unidos considera a la Guardia Republicana iraní como una entidad “terrorista” e incluso adelanta planes de bombardeos en su contra en Irán, según la revista The New Yorker.
Un reporte de Teletica, estación televisiva costarricense, menciona la presencia de tres supuestos miembros de la Guardia iraní en Nicaragua, en una residencia de Las Colinas, en la capital. Se trataría, según el reporte que circula en Internet, de los ciudadanos Ali Mohebbi, Hosein Nemati Barugh y Ali Moderassi.

Intercambio de embajadas
El canciller confirmó que en Las Colinas el gobierno de Irán ha rentado una casa para efectos de funcionamiento de su Embajada, para lo cual ha solicitado el debido permiso, o plácet, mismo que ha sido otorgado, pero todo lo demás es falso.
“Lo que hay con Irán es intercambio de embajadas, muy pronto esperamos abrir la nuestra en Teherán, lo que no hemos hecho por falta de fondos”, señaló el canciller.
Santos reafirmó que lo único que hay con Irán es el fortalecimiento de las relaciones bilaterales, la apertura de oportunidades de negocios y el intercambio de sedes diplomáticas, algo que Teherán está adelantando conforme a las leyes nicaragüenses.
Reiteró que la noticia de presencia terrorista en Nicaragua no tiene pies ni cabeza y es completamente ridícula.

No están en la lista ONU
Por otra parte, una fuente del gobierno indicó que cada tres meses Naciones Unidas actualiza una lista de sospechosos de terrorismo a los cuales se les da seguimiento por si intentan ingresar al país. En dicha lista no aparecen los miembros de la Guardia Republicana iraní, porque Naciones Unidas no los ha declarado como tales.
En todo caso, así como la Embajada estadounidense tiene derecho a proteger sus instalaciones con marines estadounidenses, la Embajada iraní podrá disponer de su propio equipo de protección de seguridad, indicó la fuente.
Sin embargo, el informante consideró como ridícula la preocupación costarricense. “Es como si a nosotros nos preocuparan los guardas de seguridad de la Embajada de China continental en San José”, ilustró.

Embajada sin comentarios
Al respecto, la Embajada de Nicaragua en Costa Rica prefirió no hacer comentarios de la información, por considerar el tema como una “mera nota periodística”.
“No es algo oficial. Preocuparía que fuera algo que el gobierno costarricense informe, en todo caso ese tipo de información se maneja por los canales establecido por ambos gobiernos. No puedo estar opinando por cada información que salga en los medios. La Cancillería de Nicaragua es la facultada”, comentó escuetamente el embajador Harold Rivas Reyes.

(Con la colaboración de José Leonel Mendoza)