Nacional

Triangulamos diesel

* Un nuevo capítulo de las misteriosas relaciones petroleras con Venezuela * Un “Poder para Todos” que recibe la carga en Guatemala, dice que “Nicaragua aprovecha el crédito venezolano para solucionar sus otros problemas energéticos” * Ese crédito ya fue negado por Bayardo Arce, “por la alharaca que se formó aquí”, y los contralores demandan prontas y claras explicaciones

Luis Galeano

Los contralores se proponen pedir cuentas sobre el manejo de los fondos del petróleo venezolano a la Empresa Nicaragüense del Petróleo (Petronic), después que se conoció ayer que un cargamento de 70 mil barriles de diesel de Caracas, valorado en más de seis millones de dólares, llegó a Guatemala procedente de Nicaragua.
"Salió de puerto de Corinto y está valorado en 6.2 millones de dólares (...), la empresa importadora se encargará del almacenaje y distribución'', dijo el presidente de la asociación “Poder para Todos”, Rokael Cardona, a las agencias internacionales.
No se sabe si la transacción es una “reventa” del petróleo que viene a Nicaragua o si el país, con la famosa Albanisa, es sólo un puente para que Guatemala obtenga los favores del crudo de Chávez, pero aunque fuera esto último, cabría preguntarse qué gana Nicaragua con esto.
El vicepresidente de la Contraloría, Lino Hernández, dijo que ante el evidente manejo discrecional que han tenido las importaciones de petróleo venezolano y estas transacciones comerciales con Guatemala, en las que se está incluyendo a Nicaragua por medio de Petronic, lo más conveniente es pedir explicaciones.
“Es la fecha y no se sabe si es una operación entre particulares o no, aunque se habla de que en todo eso está metida una empresa estatal, como es Petronic, así que creo que lo mejor será que nosotros intervengamos pidiendo un informe a Petronic sobre esto”, dijo el vicepresidente de la Contraloría, Lino Hernández, al conocer de la información.

Todo bajo secreto de Estado
Hernández indicó que la medida debe ser aprobada por sus demás colegas, pero recordó que tanto lo de la importación de crudo de Venezuela como las condiciones por medio de las cuales Caracas facilitó las plantas generadoras “Hugo Chávez” a Nicaragua se han mantenido en absoluto secreto “y no están muy claras”.
Ayer intentamos conocer la versión del gerente de Petronic, Rodolfo Zapata, pero no respondió a nuestras llamadas. Lo mismo ocurrió con el embajador de Venezuela en nuestro país, Miguel Gómez, a quien llamamos, pero no respondió; le dejamos mensajes en su celular, pero no devolvió las llamadas.
La agencia ACAN-EFE informó que la embarcación “Caura”, proveniente del nicaragüense Puerto Corinto, es propiedad de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y llevó unos 70 mil barriles de combustibles (2,9 millones de galones de diesel y gasolina), que serán importados por la firma guatemalteca VHG. El carguero llegó ayer al Puerto Quetzal, a 190 kilómetros al sur de la capital guatemalteca.
La transacción entre PDVS y VHG se realizó por medio de la firma nicaragüense Petronic/Albanisa, y según Cardona, el combustible será vendido en Guatemala a las distribuidoras locales que estén interesadas en comercializarlo.
“Lo más prudente para que este caso deje de ser tan cuestionado es que nosotros le pedimos una explicación a Petronic, que es la que supuestamente está haciendo las importaciones al país y esas ventas (a Guatemala)”, dijo por su lado el contralor Guillermo Argüello Poessy.
La asociación “Poder para Todos” sirve de vínculo entre la empresa que importará el combustible y la estatal Petronic/Albanisa, que funge como intermediaria nicaragüense para vender el combustible venezolano.
"El embarque será distribuido de manera comercial por medio de empresas autorizadas por las leyes de Guatemala para realizar dichas operaciones", preciso Cardona, quien a la vez es asesor de la Federación de Municipios Mancomunados de Guatemala (FMMG).

¿Cuál crédito?
"Estimo que lo que (el gobierno nicaragüense) hará es vender los combustibles a Guatemala y aprovechar el crédito que les da Venezuela para capitalizarse e invertir en solucionar sus problemas energéticos u otras inversiones sociales'', explicó Rokael Cardona.
Según las últimas declaraciones del asesor presidencial Bayardo Arce, el proyecto del crédito concesional de la factura petrolera se había cancelado “por la alharaca que se había hecho aquí”.
“No sabemos los términos ni nada de lo que se ha hecho con el petróleo venezolano, pero sería inverosímil que con la crisis energética que tenemos en Nicaragua, se esté negociando parte del petróleo que supuestamente viene para acá, hacia otra nación que no tiene la crisis nuestra”, consideró el contralor Hernández.
Las cantidades de petróleo que ha recibido Nicaragua desde que se adhirió al ALBA y lo que suma en montos es algo completamente desconocido, sin embargo, se debe tomar en cuenta que a finales de agosto el mismo carguero venezolano “Caura”, en el plantel de la Esso que había sido embargado en Corinto, descargó 120 mil barriles de combustible, de los cuales 100 mil eran de diesel y 20 mil de gasolina.

Pide que intervenga Asamblea
Hernández indicó que “todo debe ser aclarado a la Contraloría y a los nicaragüenses”, porque el petróleo procedente de Caracas supuestamente está generando una deuda por la cual deberá responder todo el país dentro de unos años.
“En principio, hay que estar claro de que toda deuda que genere esa importación de petróleo debe ser aprobada por la Asamblea Nacional y hasta donde entiendo eso no ha ocurrido, así que hay que tener cuidado con todo esto”, dijo Hernández.
Argüello Poessy señaló que “habría que ver si todas estas operaciones están generado obligaciones para el Estado, por eso es importante conocer en detalle toda la información”. Recordó que como Contraloría tienen todas las facultades para solicitar la información a Petronic por ser un ente estatal, y que también pueden practicar auditorías, y quien diga lo contrario estaría absolutamente equivocado.
“Semanas atrás vi todo un debate en la Asamblea Nacional sobre este asunto de Petronic, pero lo ideal es que si son ellos (los diputados) los que pueden hacer leyes, pues que aprueben una en la que quede absolutamente claro este asunto y así nos evitamos estas cosas”, recomendó el colegiado.