Nacional

Impacto devastador de la penalización del aborto terapéutico

Al menos 80 casos de muertes maternas se han presentado desde la reforma al código penal

Melvin Martínez

El organismo internacional Human Rights Watch presentó hoy una investigación en la que se concluye que la penalización del aborto terapéutico en Nicaragua ha tenido un impacto devastador en la salud y las vidas de las mujeres.
El informe denominado “Por sobre sus cadáveres: Denegación de acceso a la atención obstétrica de emergencia y el aborto terapéutico en Nicaragua”, revela que al menos 80 casos de muertes maternas se han presentado desde la reforma al código penal promulgada en noviembre pasado.
“El presidente Daniel Ortega debería ayudar inmediatamente a mitigar los desastrosos efectos de está prohibición priorizando el acceso de las mujeres embarazadas a la atención médica de emergencia”, declaró Angela Heimburger investigadora de Human Rights Watch.
Viola los derechos humanos
El organismo considera que dicha prohibición – inclusive en casos de violación, incesto o embarazos que amenazan la vida – viola los estándares internacionales en materia de derechos humanos y representa un grave riesgo para las mujeres.
Como se recordará, la derogación del artículo 165 del Código Penal fue aprobada por unanimidad en octubre del año pasado en la Asamblea Nacional. La abolición del aborto fue impulsada por los jerarcas de la Iglesia Católica y los líderes de la iglesia evangélica, quienes “cabildearon” para introducir el tema en la campaña electoral pasada.
El aborto terapéutico era una figura legal en Nicaragua desde 1870. Se aplicaba en casos de peligro para la vida de la madre, daños irreversibles al embrión o feto, o que el embarazo hubiese sido producto de una violación o incesto. Para cualquiera de esas situaciones se debió contar con la opinión científica de al menos tres facultativos, y la autorización de la embarazada o de un familiar de ésta.