Nacional

Congreso Mundial de Quemados


Oliver Gómez

Unidos por el ardor de intensas quemaduras, el doloroso proceso de recuperación, los relatos dramáticos y un mensaje de esperanza al planeta; más de 650 personalidades se reúnen esta semana en Canadá durante el décimo noveno Congreso Mundial de Quemados, que será inaugurado por doña Vivian Pellas, teniendo como oradora central a la niña icono de la guerra de Vietnam, Phan Thi Kim Phúc.
La Asociación Pro Niños Quemados de Nicaragua (Aproquen) anunció que su presidenta, doña Vivian Pellas, presidirá la ceremonia inaugural de este congreso, que tendrá lugar en Vancouver del 3 al 6 de octubre próximo, bajo el lema “recuperarte, renovarte y volver a vivir”.
La presencia de doña Vivian en la novena edición de este máximo congreso de sobrevivientes de quemaduras es un reconocimiento para los miembros de Aproquen “por su capacidad de articular un sistema integral de atención a niños quemados, constituido ahora en un modelo ejemplar a nivel mundial”, según los organizadores.
“La Sociedad de Phoenix, a través del Congreso Mundial de Quemados, le otorga a Nicaragua un reconocimiento especial, por la destacada labor de Aproquen”, anunciaron. Los miembros de Aproquen celebraron el anuncio en una nota difundida este viernes y se declararon honrados de que su presidenta pueda compartir en este evento al lado de una sobreviviente de quemaduras que luego se convirtió en un icono de la guerra de Vietnam, quien ahora es conocida por sus apellidos: “Kim Phúc”.
Una fotografía que dio la vuelta al mundo inmortalizó a Kim Phúc en aquel instante, donde una niña de nueve años escapaba de las llamas provocadas por el Napalm (gasolina gelatinosa que arde lentamente) derramado por los bombarderos estadounidenses aquel 8 de junio de 1972, sobre Trang Bang, una comunidad situada cerca de Saigón.
Reportero le salvó la vida
Parecía un diminuto crucifijo recién devorado por las llamas y todavía con la ropa derretida sobre su piel, al lado de cuatro niños horrorizados y cuatro soldados cabizbajos, perseguidos por una nube oscura captada en la lente de Nic Ut, un reportero gráfico y corresponsal de guerra de la agencia Associated Press, que luego de lograr la imagen la llevó a un hospital y le salvó la vida.
Fue un instante, una escena que retrató la crueldad a la que era sometido un pueblo y llamó la atención del planeta entero, en el grito desesperado de aquella niña en el retrato que le valió el premio Pulitzer a su autor, al año siguiente.
Ella ahora es embajadora de Unesco y dirige una fundación de ayuda a la infancia. La imagen acaba de cumplir 35 años y ella alcanza los 44, pero ni el tiempo ha curado las pesadillas nocturnas y los fuertes dolores que sufre Kim Phúc en todo el cuerpo, debido a las 17 operaciones y los 14 meses de hospitalización.
“Amor y perdón” es el título del testimonio que se espera escuchar de Kim Phúc durante la ceremonia inaugural del Congreso, luego de encontrarse en 1998 con Ram Chávez, un veterano estadounidense de la guerra de Vietnam que dirigió este bombardeo.
“Estas destacadas personalidades, sobrevivientes de quemaduras, compartirán sus testimonios para enseñar al mundo cómo han enfrentado sus traumas, cómo esos sucesos les cambiaron sus vidas y la labor que han desplegado en sus respectivos países para aliviar el dolor y buscar la reinserción de quienes atraviesan situaciones similares”, anunció Aproquen en una nota.
Además de sobrevivientes, explican que este Congreso acogerá a médicos, cuerpos de bomberos, investigadores, estudiantes de Medicina y expertos que develarán sus últimos avances en la tecnología y la ciencia en el proceso de recuperación y rehabilitación de víctimas de quemaduras.