Nacional

Otra testigo enreda caso de muerte de Comisionado


Lizbeth García

Aunque faltan once días para que arranque el juicio oral y público para los acusados de asesinar al comisionado Guillermo Manuel Obando, el caso ayer tomó un giro inesperado, porque la defensa del acusado Luis Miguel Ordóñez, Elvin Morales, ofreció el testimonio de una nueva testigo, que prácticamente implica en el crimen a Guillermo Obando hijo.
La nueva testigo de descargo propuesta por el defensor es Egdomilia Saray Treminio Urbina, de 19 años, habitante del barrio José Dolores Estrada, con quien probará en juicio oral y público, este nueve de octubre, que el día que mataron al comisionado, el siete de julio, su novio recibió, a las once y media de la noche, una llamada del hijo de la víctima invitándolo a “pachanguear”, porque él andaba la cédula y las tarjetas de crédito de su papá.
En ese momento, Treminio y el novio estaban en una fiesta en el barrio José Dolores Estrada, pero se salieron para encontrarse con Guillermo Manuel Obando Reyes, alias “El Caballo”.
La joven le preguntó a Obando hijo que si iba a entrar a la fiesta, pero éste le respondió que no, que mejor se fueran a “Mister Spoon”, local ubicado en el parqueo del Supermercado La Unión, de Bello Horizonte.
Enseñó la tarjeta
Según el testimonio de Treminio, su novio le dijo a Obando hijo que sólo andaba 400 córdobas, pero éste le habría respondido: “No importa, aquí ando tarjetas de crédito y la cédula de identidad de mi papá”, y se las sacó de la cartera para mostrárselas.
El escrito que presentó el abogado ante el juez Octavo Penal de Juicio indica que llegaron con Obando hijo y otras personas a “Mister Spoon” faltando 15 minutos para la una de la madrugada del ocho de julio, y estuvieron ahí tomando cervezas, las que supuestamente fueron pagadas con las tarjetas de la víctima.
La Fiscal Auxiliar Grethel Fernández explicó vía telefónica que aún no le habían notificado de la existencia de la nueva testigo de descargo, pero le restó importancia porque señaló que las defensas siempre quieren incriminar a los familiares como parte de su estrategia.
“Lo que pasa es que con la última testigo que presentamos (la que dice que Ordóñez le reveló el plan del crimen desde el 23 de junio), la Fiscalía “la sacó del cuadro” y la defensa ahora no haya qué hacer”, agregó la Fiscal, quien se preguntó que en el hipotético caso de que lo que dice la nueva testigo sea verdad: ¿qué delito hay en comprar con la tarjeta del papá? ¿Y dónde están los vouchers?”.
La acusación que la Fiscalía presentó en su momento contra Ordóñez, Héctor Aragón Roa, Cristhian Rivas Morales y Milton Rayo Miranda indica que el móvil del crimen fue el robo de las tres tarjetas de crédito Banpro, Credomatic y Master Card que el comisionado Obando tenía, pero nunca se explicó a quién se las ocuparon. Fernández indicó que la Fiscalía nunca dijo que se las ocuparon a los acusados, porque estos no las encontraron el día que supuestamente cometieron el crimen.
Hay que recordar que la Policía retuvo a los Obando hijo después del crimen (desde el jueves doce de julio hasta el sábado 14), como parte de sus averiguaciones, pero nunca explicaron por qué.
Finalmente, la Fiscal Fernández comentó que el día del juicio van a salir y relucir muchas cosas que los familiares y los abogados de los acusados no saben.