Nacional

Missair no cree que discurso de Ortega afecte a damnificados


Heberto Rodríguez

Alfredo Missair, Coordinador Residente del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Nicaragua, no cree que la “solidaridad” para con los afectados por el huracán “Félix” dependa del discurso que el presidente Daniel Ortega pronunció esta semana en la ONU.
No obstante, Missair no descarta consecuencias en un futuro para el país, pese a que aclaró que en el foro de las Naciones Unidas los presidentes tienen derecho a decir lo que ellos piensan.
“Entonces cada mandatario usa ese momento a su manera, y después, bueno, según las palabras que se dicen, los demás países tienen su reacción favorable o no, o neutra, o sea, hay que ver los resultado después”, dijo
El pasado 14 de septiembre Missair hizo un llamado oficial para obtener 39.4 millones de dólares de ayuda para los damnificados por el huracán.
El anuncio lo hizo durante una reunión con el presidente de la República, Daniel Ortega, representantes del Ejército de Nicaragua, la Policía Nacional y de otros organismos internacionales, como la FAO, la OPS y el BID.
Missair tampoco garantizó si el discurso de Ortega en la ONU afectará esta labor humanitaria de Naciones Unidas, pero al menos dio algunos indicios de que no será así.
“No lo sé, y no creo que la solidaridad de los pueblos para con Nicaragua dependa de un discurso, al contrario, por mi parte yo he recibido confirmación de la propia Naciones Unidas, el secretario general adjunto para asuntos humanitarios y de atención de desastres, que nos adelanta los primeros cinco millones, eso fue confirmado dos días atrás, creo que fue después del discurso”, manifestó.
“Y me han confirmado los compromisos que teníamos de cinco millones iniciales, los países donantes en Managua, sobre todo nórdicos, Suecia, Noruega, Dinamarca, y otros, hasta Brasil, han comprometido hasta el momento cuatro millones de dólares, así que creo que tenemos un buen comienzo”, agregó.
Y finalizó diciendo: “Estamos hablando del 25 por ciento de lo que pensábamos recaudar, y siempre esto es un proceso que se hace a lo largo del tiempo que dura el apoyo a la emergencia, que son seis meses, así que por ese lado no hay nada en concreto que yo pueda decir que ha sido afectado para bien o para mal, está funcionando”.