Nacional

US$ 960 millones en madera tumbada

* Desastre ecológico podría también resolver problemas en la RAAN

Moises Centeno

PUERTO CABEZAS
El recurso forestal que el huracán “Félix” dejó en el suelo el pasado cuatro de septiembre en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, se estima en 4 millones 800 mil metros cúbicos, lo que significa casi 1.2 millones de pies tablares, que transformados en madera aserrada y puesta en el mercado internacional pueden equivaler a unos 960 millones de dólares, suficientes para resolver la crisis de vida en esta devastada región.
Las proyecciones numéricas que de forma preliminar fueron dadas a conocer ayer a EL NUEVO DIARIO por el delegado del Inafor en la RAAN, Alí Walter Garth, después de comparecer en la primera sesión extraordinaria del Consejo Regional Autónomo, impresionan en términos de destrucción, pero a la vez no dejan de ser sumamente alentadoras, sobre todo por las circunstancias adversas que enfrentan sus habitantes tras el paso del meteoro.
Walter asegura que las estimaciones se hicieron en un área de 200 mil hectáreas que se ubican en zonas consideradas críticas, como Wawabom, Kukalaya, Naranjal, Tasba Pri, Wakambay, Cola Blanca, y zonas vecinas.