Nacional

33 gasolineras causan grave contaminación

*** Derrames de hidrocarburos son de todos los tamaños, y de Norte a Sur de Nicaragua

Por el manto freático de Nicaragua no corre sólo agua: miles de galones de combustibles derivados del petróleo han caído al suelo y contaminado las fuentes hídricas del país por medio de derrames en 33 gasolineras de todo el país, denunció ayer el procurador general de la República, Hernán Estrada, y además se investiga uno supuestamente muy grave de Petronic en Piedras Blancas, Nagarote.
Durante una entrevista televisiva en un programa matutino del Canal 8, el abogado del Estado señaló esta semana que los derrames, en su gran mayoría, se han debido a negligencias y errores de las transnacionales que comercializan en Nicaragua los hidrocarburos.
“En muchos casos no han respetado las normas de seguridad, ni siquiera han tenido normas”, señaló Estrada, quien de paso aseguró que las denuncias por derramamientos han sido hechas ante las respectivas instancias legales, y el Estado está demandando la remediación de los daños ambientales causados al país, por las vías penales y civiles.
Fugas contadas desde 1998
El abogado del Estado señaló que, incluso, debido a los graves daños ocasionados por algunas empresas, la Procuraduría General de la República llegó al grado de solicitar restricción migratoria al gerente general de una compañía internacional petrolera, para supuestamente obligarlo a iniciar los trabajos de remediación.
“Incluso estamos monitoreando y dando seguimiento a las empresas que contratan las compañías (gasolineras) para garantizar el saneamiento de los daños”, dijo en televisión Estrada.
El procurador ambiental de la PGR, José Luis García, precisó que las 33 gasolineras, incluyendo de servicios privados y oleoductos, han sido denunciadas por contaminación, luego de inspecciones y estudios in situ en las instalaciones, donde han constatado lecturas altas de presencia de compuestos de petróleo en suelos y subsuelos próximos.
“Estamos hablando que desde que se puso en vigencia la Ley de Hidrocarburos, de 1998 a la fecha, se han constatado derrames en 33 gasolineras en todo el país con diferentes niveles de gravedad: severos, moderados y leves”, precisó García, calificando de graves aquellos derrames que han logrado llegar hasta el manto freático y contaminar las fuentes hídricas.
14 derrames graves
“Casos de ese tipo se contabilizan catorce”, señaló el funcionario de la Procuraduría General de la República, quien precisó que sólo este año se reportan cinco fugas de combustibles en igual número de gasolineras y bombas de servicio privado.
Este año se reportan derrames en una bomba privada que Shell tenía en el Hotel Camino Real; además se denunció otra fuga en una estación Texaco de San Rafael del Sur, otra en una estación Texaco de Las Banderas, una en la Shell del kilómetro 22 ½ carretera a Estelí y en el oleoducto de la refinería Esso en las cercanías al lago de Managua, en el municipio de Ciudad Sandino.
Las denuncias de derrames de combustible por negligencia y descuidos en el mantenimiento de las tuberías e infraestructuras de las estaciones de comercialización de combustibles han llevado a la Asamblea Nacional a tomar cartas en el asunto.
En junio pasado la Comisión de Infraestructura y Servicios Públicos anunció la introducción de una reforma a la Ley de Hidrocarburos para sancionar a las empresas distribuidores del volátil líquido, por contratar a pequeños sectores informales de los departamentos del interior del país para vender hidrocarburos sin infraestructura y niveles de control adecuados.