Nacional

Temen ola de despidos en Instituto de Cultura


Valeria Imhof

Los trabajadores del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) se encuentran en zozobra ante varios despidos en esa institución. La “escoba” ya comenzó con siete trabajadores corridos entre el viernes y el lunes pasado, bajo el argumento de la aplicación de un nuevo organigrama de trabajo, supuesta indisciplina y la fusión del INC con el Centro Cultural Managua (CCM), hasta donde se trasladaron las oficinas administrativas del Instituto.
Evert Villegas, Secretario del Sindicato de Trabajadores Democráticos del INC, no descartó que bajo la figura de la “reorganización” haya más despidos.
“Yo no puedo engañar al trabajador y sí existe ese riesgo, lo que hemos garantizado es un calmante para el dolor, porque, como dijo el director, por lo menos en lo que resta del año ya no habrá más despidos, a excepción de cuatro casos que tenemos en comisión disciplinaria”, dijo Villegas.
Indicó que este martes se reunieron con el director del INC, Luis Morales, quien les aseguró que “por el momento” no habría más despidos, pero a medida que iba a ir avanzando, “va a ir ajustando las piezas”.
“Como sindicato vamos a apoyar a los trabajadores eficientes sin importarnos su filiación política”, aseguró Villegas, quien señaló que entre los corridos hay dos sandinistas que se fueron por indisciplinados.
Ayer buscamos la versión de Morales, pero se negó a hablar con este rotativo. Es por eso que Villegas tuvo que explicar por el director el nuevo “organigrama” que se propone aplicar el Instituto.
“En el organigrama ellos (la dirección) mandan a solicitar que se le dé al Instituto el visto bueno para una reorganización: reacomodar el personal, los que alcancen se quedan y a los que no alcancen se les va a indemnizar como establece la ley”, explicó.
Villegas agregó que el departamento de Función Pública, adscrito al Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP) ya avaló esta nueva “reestructuración”, amparándose en el artículo 111 de la Ley de Servicio Civil y Carrera Administrativa, Ley 476.
“Nuestra posición como sindicato es que nos tomen en cuenta en ese proceso, porque no vamos a permitir que se vayan elementos buenos y que los despidos se hagan de manera subjetiva”, afirmó.
Desde que asumió el gobierno sandinista, seis funcionarios con cargo de confianza han sido despedidos del INC y ahora estos siete trabajadores, algunos con once años de servicio. En el Instituto de Cultura laboran 372 trabajadores a nivel nacional, de éstos, 220 están en Managua.
El sindicalista dijo que el cambio frecuente de directores en el INC (tres en nueve meses) ha afectado la estabilidad emocional de los trabajadores, porque cada uno trae un nuevo método de trabajo.