Nacional

Saca invita a negociar sobre Golfo de Fonseca


Vladimir López

Nicaragua se encuentra involucrada de manera indirecta en el conflicto entre Honduras y El Salvador en el Golfo de Fonseca, por lo que deberá participar en negociaciones tripartitas en la búsqueda de soluciones compartidas al uso de las aguas en ese espacio marítimo y así evitar que, en un futuro, sucedan incidentes lamentables que puedan, incluso, resquebrajar la paz que se vive en la región.
La situación es tan complicada que el presidente de El Salvador, Antonio Saca -- como todo buen estadista--, aprovechó ayer miércoles la oportunidad que tuvo de hablar ante las Naciones Unidas para reiterar la invitación que hizo a Nicaragua y a Honduras de rediscutir el condominio de las aguas en el Golfo de Fonseca.
Como Presidente de El Salvador, dijo Saca anteriormente en un comunicado, quiero ocuparme de un tema que ha puesto la atención internacional, hasta nuestra región, el del Golfo de Fonseca. La Sala Especial de la Corte Internacional de Justicia, el 11 de septiembre de 1992, dio su fallo sobre la situación jurídica del Golfo de Fonseca, el cual vincula a El Salvador y a Honduras, no así a Nicaragua.
Nicaragua dispuesta
El mandatario recordó que “afortunadamente, Nicaragua dio ya el gran paso que viene a facilitar las cosas, pues con fecha 30 de junio de 2006 (durante la administración Bolaños) mandó nota a El Salvador y a Honduras que dice: “En cuanto al tema del Golfo de Fonseca el Gobierno de Nicaragua expresa su voluntad de trabajar, en lo pertinente, de forma fraterna y trinacional con vuestros ilustrados gobiernos, con el propósito de alcanzar soluciones que favorezcan el desarrollo sostenible de la zona, en beneficio de los pobladores de la misma”.
Agrega que esa nota de Nicaragua fue contestada por El Salvador y Honduras en sentido positivo. “Esto nos abre el camino para que mediante el diálogo busquemos una solución permanente y justa a los problemas del Golfo de Fonseca, lo que de conformidad a la sentencia requiere, necesariamente, el acuerdo de los tres Estados.
Como se señala en sus considerandos, agrega, “no es fácil concebir una solución final satisfactoria sin la participación de los tres Estados juntos en la creación de un régimen adecuado, sea o no, que incluya delimitación de áreas separadas”.
La Universidad Centroamericana del Mar
Como Presidente de El Salvador, añadió, hago formal invitación a los Estados hermanos de Honduras y Nicaragua para que iniciemos un diálogo franco y sincero, en la búsqueda de soluciones mediante comisiones especiales, nombradas al efecto, a fin de iniciar una nueva era de colaboración en dicha área que favorezca el desarrollo integral y sostenible de la zona del Golfo, buscando el beneficio de los habitantes de la misma, conservación del medio ambiente, y además el bien de la comunidad internacional, por ser el Golfo un punto de acceso y de fácil comunicación entre los dos océanos.
Añadió que por lo anterior, al sugerir esos puntos para la agenda que se acuerde, además de lo que Honduras y Nicaragua aporten, “no traerá más que beneficios en este orden de ideas, ya nuestro país está trabajando en algunos proyectos que pueden ser realizados por los tres Estados, como lo es la creación de la Universidad Centroamericana del Mar, para que los jóvenes de los tres países y de otros países amigos puedan prepararse en las nuevas exigencias tecnológicas.
Apuntó que se trabaja en la pronta puesta en servicio en el Golfo de Fonseca de una comunicación de transbordadores entre los tres Estados, porque “además de la problemática jurídica, tenemos en el Golfo de Fonseca problemas sociales que deben ser abordados, como lo es el de los pescadores artesanales”.
“En conclusión, debemos los tres Estados iniciar una nueva era de colaboración y abordar los temas, seguros de que acordaremos soluciones. No debe de quedar ningún problema en el Golfo de Fonseca que no sea resuelto, sea éste trinacional o binacional. Hermanos de Honduras y Nicaragua, El Salvador los invita a que trabajemos juntos”, concluye el mensaje del presidente Saca.
Sentencia : soberanía compartida
En tanto, el especialista en derecho internacional Norman Miranda, recordó que en el juicio ante el Tribunal de la Haya entre Honduras y El Salvador, que concluyó el 11 de septiembre de 1992, Nicaragua participó como tercer Estado interviniente, por lo que la sentencia no es vinculante a Nicaragua.
“Sin embargo”, agregó, “nada impide que en el ejercicio de su voluntarismo estatal, Nicaragua pueda, como en efecto puede, vincularse a esa sentencia o no ser completamente ajeno a la misma”.
Destacó que el fallo de la CIJ señala que en las aguas no litorales del Golfo existe una “comunidad de interés”, de soberanía compartida por los tres Estados ribereños que son El Salvador, Honduras y Nicaragua.
Agregó que Nicaragua debe ser respetuosa de ese fallo y que como el tribunal de La Haya no delimitó las fronteras en el Golfo, la “comunidad de interés” o la soberanía compartida debe ser el resultado de las negociaciones entre los tres países.
“Eso se tiene que hacer con urgencia, porque de lo contrario las aguas del Golfo de Fonseca se pueden convertir en un potencial conflictivo de los países de la región en el 2008, en vista de que no se ha cumplido el fallo de la CIJ”, advirtió el doctor Miranda.