Nacional

Piden libertad de Avellán por enfermo


Lizbeth García

No habían pasado ni 24 horas desde que el juez Óscar Manzanares puso en formal prisión al ex diputado Fernando Avellán Martínez, cuando éste, por medio de su abogado Manuel Urbina Lara, presentó ayer en la mañana un escrito diciendo que su vida corre peligro porque padece de cuatro enfermedades graves y crónicas.
En el escrito, el abogado detalla que su patrocinado padece de enfermedades graves y crónicas, tales como enfisema pulmonar, asma, hipertensión arterial y problemas cardiovasculares derivados de una operación conocida como “by pass”.
“En razón de que corre peligro la vida de mi representado en las condiciones en que se encuentra, solicito que gire oficio con carácter de urgencia al Instituto de Medicina Legal, a fin de que éste sea valorado por los forenses especializados en cardiología y neumología, para demostrar que mi representado no puede permanecer bajo régimen carcelario”, revela el escrito, donde el defensor le ruega al juez resolver a la mayor brevedad la solicitud. Aunque el escrito no da detalles sobre las enfermedades que aparentemente sufre el reo Avellán, un médico que prefirió el anonimato explicó que si Avellán padece de todas esas enfermedades, está más fuerte que muchos boxeadores, porque es evidente que con un solo golpe o manotazo provoca daño.
La defensa de Avellán también le pidió al juez suplente Quinto Penal de Audiencias, dar trámite a la apelación que presentó en contra de “la resolución que llevó” a su cliente a la cárcel Modelo de Tipitapa, por la presunta autoría del delito de lesiones en perjuicio de Leonel Téller Sánchez.
Urbina señala que la resolución del juez de primera instancia le causa agravios porque la prisión preventiva no está debidamente fundamentada, es superficial, subjetiva y opinativa.
Abogado fundamenta prisión
Urbina explicó que una de las causales para imponer la prisión es la presunción razonable de que evada la acción de la justicia, otra sería que por sus antecedentes -- “no cuechos sino antecedentes reales con sentencia firme”--, sea una persona que pueda salir a la calle a cometer nuevos delitos, y otra sería que venga a obstaculizar la justicia.
“Esas son las consideraciones que tenía que establecer él y no decir que como (el hecho) fue en la estación policial, --claro, si ahí estaban discutiendo--, qué no haría afuera…Eso es subjetivo, además emite opinión y se implica”, criticó Urbina, al detallar las causales que debió haber invocado el juez.
Urbina espera que el Tribunal de Apelaciones revoque la prisión que pesa sobre Avellán, quien según su mismo abogado está siendo muy bien tratado en prisión, porque le han permitido todo en su celda.
“Se podría decir que el trato ha sido muy condescendiente. No ha sido tratado con indiferencia o maltrato”, dijo finalmente Urbina.
Ayer tarde el juez giró oficio al Instituto de Medicina Legal para que valoren al reo.