Nacional

Queja de “Engel” en END fue un grito de auxilio

* Un padrastro con visitas esporádicas y nocturnas a su madre * Una samaritana que lo cuidó desde los nueve meses, hasta que se dio la relación extramarital de la mamá, con violencia en andenes de Las Américas * Lo creían ahogado en el Xolotlán y hoy profundizan sobre huellas de daño físico y sicológico

La denuncia que hiciera “Engel” en EL NUEVO DIARIO destapó toda una serie de acontecimientos que reflejan el machismo y la violencia intrafamiliar que se vive en miles de hogares nicaragüenses. El pequeño de cinco años se ha venido criando en un hogar inestable y sin figura paterna, pues el hombre que aseguró ser su padre, al final resultó ser su padrastro, y mantiene una relación extramarital con su madre.
Según la entrevista sicológica que realizó el Ministerio de la Familia al niño, se comprobó la violencia intrafamiliar que sufrió, al punto de no querer volver con su madre. Además declaró, delante de su mamá, que su supuesto padre sólo llegaba de vez en cuando por las noches.
Es por ello que MiFamilia decidió mantener al pequeño en un Centro de Protección Especial, hasta decidir a quién se le otorgará la custodia. “Él es un niño muy inteligente y relató que la mañana del lunes su mamá le pegó, por eso se fue de su casa. Además es evidente el maltrato y por ello se remitirá de inmediato al Instituto de Medicina Legal para que se le haga un examen físico y psicológico más profundo”, confirmó una fuente de esta institución.
Un año de calvario
Socorro Ochoa relató que la madre de “Engel” le golpeó la puerta hace más de cuatro años, cuando el pequeño tenía nueve meses de nacido. “Ella llegó con el niño ardiendo en fiebre y por caridad les di albergue. Estuvieron conmigo hasta que el pequeño cumplió cuatro años. En ese tiempo yo vivía en Las Américas Uno y es donde conoció a ese hombre, al que ahora le tiene dos hijos”.
“La esposa de este señor le hacía escándalos en el andén, al punto que hubo lesiones y hasta una denuncia en el Distrito Seis de Policía. Decidimos que se fuera a San Rafael del Sur donde su familia, pero a los quince días de estar allá, ese hombre se la trajo a un asentamiento detrás de la “Pedro Joaquín”, eso hace más o menos un año”, expresó Ochoa.
Además dijo que las fotos que aparecieron en los canales de televisión son de cuando el niño vivía en su casa. Ochoa refirió que “cuando el niño desapareció no tenían ni siquiera una foto actual para enseñarla. Él se mira bien cuidadito, pero es la foto de su cumpleaños, cuando todavía yo lo tenía”, afirmó.
Investigadores de MiFamilia confirmaron la relación extramarital y eso motivó que el pequeño se quedara en un centro de protección. Además se confirmó la baja autoestima que sufre la madre de “Engel” y el maltrato que le da su pareja.
Lo buscaban desde el lunes
Familiares del niño relataron que lo buscaban desde el lunes y se presumía que el pequeño había muerto ahogado en el Lago Xolotlán. “Lo buscamos como locos, ya que un chavalo nos dijo que la última vez que lo vieron fue en la orilla del lago, por eso lo creíamos muerto”, dijo la tía de “Engel”.
Afirmaron que la denuncia la interpusieron el mismo lunes en el Distrito Cuatro de Policía, pero los efectivos policiales les dijeron que no podían actuar, pues tenían que esperar 24 horas para reportar al pequeño como desaparecido.
El inspector Victorino Ruiz dijo que “Engel” se reportó como desaparecido la noche del lunes, y su mamá afirmó que el pequeño se perdió desde las cinco y 30 minutos de la tarde de ese día.
Ruiz agregó que la publicación de EL NUEVO DIARIO les permitió establecer que “Engel” es el mismo niño a quien esa tarde, buzos de la Dirección General de Bomberos y del Benemérito Cuerpo de Bomberos buscaron durante varias horas en el Lago Xolotlán.
“Con la publicación de EL NUEVO DIARIO estamos dando el caso por cerrado”, aseguró el inspector Ruiz, agregando que sólo se abriría otro expediente si se comprueba la autenticidad del supuesto maltrato que denunció el niño en este diario.
Madre se niega a hablar
Funcionarios de MiFamilia agradecieron a este rotativo por haber llamado a esta institución y resguardar la integridad del menor. “Si el niño hablaba de maltrato, no podía volver a su hogar, además, las investigaciones confirman el abuso. Además, desde el momento que un niño abandona su casa es que porque no hay atención”, dijo categóricamente uno de los investigadores del Ministerio de la Familia.
Hasta el cierre de nuestra edición intentamos conocer la versión de la madre, pero se negó rotundamente a hablar. Ella se presentó al Centro de Protección en compañía del “padre” de “Engel” y la esposa de éste.