Nacional

“Le pegué a lengua del pacto”

*** El ex diputado que golpeó a Leonel Téller en la propia estación de Policía, asegura que fue provocado y que Alemán está detrás de toda cosa turbia *** Confirmada la cicatriz visible y permanente, y jueza deja al ex parlamentario con prisión preventiva hasta audiencia de juicio

“Yo creo que éste es un caso político: le pegué a la lengua del pacto, a una de las lenguas del pacto, y le pegué porque me estaba queriendo agredir”, declaró este martes el ex diputado Fernando Avellán Martínez, quien quedó en prisión preventiva porque la Fiscalía lo acusó por lesiones en perjuicio de Leonel Téller, vocero del Partido Liberal Constitucionalista (PLC).
Alemán detrás
Avellán, quien fue diputado del PLC, acusó al ex mandatario Arnoldo Alemán de estar detrás de su encarcelación, al decir: “Alemán está detrás de todas las cosas turbias”, pero además dijo que su acusador, Leonel Téller, “es experto en armar historias y ésta es la justicia del pacto”.
Según la acusación, el domingo pasado Téller estaba en la gasolinera Texaco Las Colinas, cuando llegó Avellán y empezaron a discutir.
Luego Téller se fue a la Estación Cinco a interponer la denuncia, pero Avellán ya estaba ahí y presuntamente lo insultó una vez más, para luego darle un puñetazo en la cara.
La fiscal Massiel Briceño explicó que producto de la agresión, Téller sufrió una herida de un centímetro sobre la nariz, que le dejará una cicatriz visible y permanente; trauma en el ojo derecho y fractura en el hueso nasal.
Para acreditar los hechos acusados, el Ministerio Público presentó testifícales, entre ellas la de dos policías y el dictamen del forense Neil Hernández, que indica que las lesiones son graves.
El abogado Manuel Urbina Lara explicó ante el juez suplente Quinto Penal de Audiencias, Óscar Manzanarez, que lo ocurrido es el resultado de una reyerta verbal y que si Avellán estaba en la Estación Cinco de Policía era para poner la denuncia “porque ha sido sometido a un acoso verbal público”.
Reconoce delito
Urbina no negó la agresión, pero sí aclaró que no fue producto de un puñetazo, sino de un manotazo.
Para Urbina, la prisión preventiva es una medida desproporcional al hecho acusado, porque si bien es cierto hubo una lesión de un centímetro que dejará cicatriz permanente, la misma no fue inferida con arma, machete o pico de botella, como tampoco el delito acusado es asesinato atroz u homicidio.
El juez por su parte explicó en acta que si bien es cierto no se usó arma ni la vida de la víctima estuvo en peligro, “el hecho cierto es que el delito ocurrió”.
La audiencia inicial del juicio quedó programada para el tres de octubre a las doce del día.
Leonel Téller, por su parte, informó ayer que este miércoles será sometido a una cirugía reconstructiva en el Hospital Vivian Pellas y que si no aceptó una mediación con Avellán es porque éste está lleno de odio y no quiere reconocer que, presuntamente, lo quiso matar frente a sus hijos en la gasolinera; de todos modos dijo que va a orar por él “porque ese hombre está mal”.