Nacional

Plazo fatal para crear Unidad contra lavado

*** Si en abril de 2008 no la tenemos, el Grupo de Acción Financiera nos colocará como país de alto riesgo de vulnerabilidad para crimen organizado *** Diputados tienen engavetada la ley y prometen “desempolvarla”

Organismos de la sociedad civil y funcionarios de la Fiscalía General de la República reconocieron ayer que el embajador de EU, Paul Trivelli, tiene razón al advertir que Nicaragua corre el riesgo de ser incluida en la lista de países vulnerables al lavado de dinero, si no se aprueba la ley creadora de la Unidad de Análisis Financieros, mientras que varios parlamentarios informaron que dicha ley está en estudio y que será aprobada a más tardar a finales de año.
Asimismo, nuestros entrevistados aseguran que el Parlamento nicaragüense tiene en sus manos, desde julio de 2004, la iniciativa de ley para la creación de la Unidad de Análisis Financiero, la cual ya se encuentra dictaminada y lo único que falta es “desempolvarla” y aprobarla para enfrentar con mayor firmeza el lavado de dinero.
En un estudio publicado en abril de 2007, denominado “Impacto del crimen transnacional en Centroamérica: los casos de Nicaragua y Costa Rica”, editado por la Fundación para la Paz y la Democracia (Funpadem) y por la Fundación Konrad Adenauer Stiftung; elaborado por Roberto Orozco y Eduardo García, quienes laboran como investigadores del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), se precisa la necesidad de aprobar esa ley y se advierte el peligro señalado por el embajador Trivelli.
De acuerdo con los autores del estudio, Nicaragua puede enfrentar problemas financieros internacionales si no se aprueba esa iniciativa de ley, en vista de que --como muy bien lo reflejó EL NUEVO DIARIO en la edición de ayer martes-- el país será nuevamente evaluado en 2008 por el Grupo de Acción Financiera (Gafi), y se corre el riesgo de que nos incluyan en la lista de países de alto riesgo en relación con las actividades del lavado de dinero.
La posición de la Fiscalía
La secretaria ejecutiva de la Fiscalía General de la República, Delia Rosales, afirmó ayer que si Nicaragua no pasa bien la evaluación que efectuará el próximo año el Grupo de Acción Financiera (Gafi) las consecuencias serían muy graves para el país, por lo que urgió la pronta aprobación del proyecto de ley en esa materia.
Recordó que en 2004 Nicaragua fue evaluada por primera vez por el Gafi, que reflejó que nuestro país tiene una debilidad en prevención de actividades de lavado de dinero por no contar con una Unidad de Análisis Financiero y una ley adecuada en materia de lavado de dinero, aunque esto último ha quedado superado al darle autonomía al delito de lavado de dinero.
“Si Nicaragua no pasa la evaluación, entre las medidas está el incluirnos en la lista negra de países no cooperadores, lo cual traería consecuencias de carácter macroeconómico, porque los otros países podrían no hacer transacciones debido a que las operaciones no son seguras”, explicó Rosales.
Consecuencias muy graves
Rosales coincidió con el embajador de Estados Unidos en Managua, Paul Trivelli, en las consecuencias que podría sufrir Nicaragua de entrar a la lista de negra por no contar con la Unidad de Análisis Financiero.
La situación es grave y por eso, agregó Rosales, los diputados tienen que ponerle oído a las peticiones que han hecho y a las comunicaciones por escrito dirigidas por la Comisión de Análisis Financiero a la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, donde se encuentra el proyecto de ley desde el año 2005.
Sin la ley, explicó, no puede existir la Unidad que esperamos tenga un grado de independencia y facultades amplias para rastrear dentro del Sistema Financiero, con personal eminentemente especializado y desprovisto de asuntos políticos.
La opinión de las autoridades de la Fiscalía es que la Unidad no esté adscrita a ninguna institución, para que tenga autonomía e independencia total y donde el director y subdirector sean nombrados por la Asamblea Nacional, pero con causales de destitución para que no sean inmunes ni impunes, precisó Rosales.
La Fiscalía y la Procuraduría han capacitado personal de cara a la creación de esa unidad, porque desde hace unos tres años han valorado la situación, en el sentido que Nicaragua se encuentra débil en el aspecto de prevención por no contar con la Unidad de Análisis Financiero.
Refirió que en Nicaragua se pueden producir operaciones de lavado de dinero no detectadas por las autoridades, porque aunque el sistema financiero sea muy pequeño, no significa que no se den ese tipo de operaciones.
Recordó que desde el año 2000, la Comisión de Análisis Financiero, de carácter interinstitucional, trabaja de forma artesanal y sin una estructura permanente, porque aunque todos los años han solicitado una partida presupuestaria para que funcione de forma permanente, nunca han aprobado presupuesto.
Es una comisión de alto nivel que le da seguimiento a las operaciones que remite la Superintendencia de Bancos (SIB), pero no toda transacción sospechosa puede tratarse de un caso de lavado de dinero, hay que analizarlo para poder determinar, indicó Rosales.
Aguirre: ley en proceso
En tanto, el presidente de la Comisión Económica del Parlamento, Francisco Aguirre, confirmó ayer que todavía se encuentran en proceso de consulta de la Ley Creadora de la Unidad de Análisis Financiero, que castigará el lavado de dinero.
“En realidad a mí no me preocupa tanto lo que dice el embajador americano. A mí lo que me interesa es que el Sistema Financiero y los empresarios puedan tener acceso fácil a los otros sistemas financieros internacionales, y no quedarnos en cuarentena porque el resto de países creen que nos podríamos convertir en una especie de santuario para el lavado de dinero, y que por ende no estarían interesados en tener una correspondencia con nuestros bancos”, expresó.
Dijo que procurarán aprobarla en el Parlamento antes de que finalice el presente año, no obstante, advirtió que deberá hacerse conjuntamente con otra iniciativa denominada de Protección al Consumidor, que está siendo redactada por la Superintendencia de Bancos.
Por su parte, el presidente de la Comisión de Justicia, José Pallais, advirtió que si esa legislación no es aprobada antes de marzo, Nicaragua no tendría acceso a créditos de los organismos financieros internacionales.
Previendo que la Comisión Económica no emita el dictamen sobre esa instancia de Análisis Financiero, Pallais dijo que fue incorporada en la reforma a la Ley Antidrogas.
(Colaboración de Eloísa Ibarra, Consuelo Sandoval y Vladimir López)