Nacional

Empiezan a vaciarse bodegas de alimentos


Fermín López

PUERTO CABEZAS
“Ya no tenemos más alimento y nuestras bodegas están vacías”, dijo ayer la alcaldesa de Puerto Cabezas, Nancy Elizabeth Enríquez, en entrevista con los distintos medios de comunicación de la región. Agregó que lo único que todavía queda es un poco de agua, toallas sanitarias y herramientas de trabajo.
Al llegar por abastecimiento alimentario, pobladores de barrios y de comunidades aledañas reciben la explicación de que deben esperar porque las bodegas ya están vacías. Esa misma respuesta reciben los buzos que no han podido salir a trabajar.
Preocupa a la alcaldesa que el Sinapred todavía no entrega nada al comité municipal de emergencia (Comupred), y dice que en cuanto reciba ayuda llamará a los medios de comunicación para anularlo y revelar la cantidad que le están mandando.
Leopoldo Pilarte, encargado del control de suministros, entradas y salidas en las bodegas del Marena, dijo que todavía están con alimento, pero que la mayor parte de la comida está almacenada en las bodegas del Ejército. EL NUEVO DIARIO fue testigo de una de las principales bodegas de almacenamiento y abastecimiento que luce casi vacía, mientras que la población pide comida.
Comunidades dobletean
Debido a la falta de coordinación por parte de algunos organismos no gubernamentales, Enríquez manifestó que algunas comunidades están recibiendo doble y triple ayuda, mientras hay otras que están necesitando.
Por otro lado el pasado fin de semana llegó a esta ciudad una caravana de Managua con 235 toneladas de ropa, alimento y agua, ayuda que llegó a través de la Cruz Roja nicaragüense, la que comenzó a ser distribuida ayer mismo por miembros de dicho organismo de socorro.
Por su parte Flavio Vanegas, jefe de operaciones de la Cruz Roja, manifestó que ellos personalmente se han encargado de llevar la ayuda evitando que pase más tiempo embodegada, porque la gente la está necesitando, señaló.