Nacional

Precaristas y negociantes la sitian en su propiedad

*** Títulos de antiquísima data no sirven para nada y son absorbidos por la misma toma de Santa Elena, que alegremente donó el Presidente a Conagán *** Ha golpeado todas las puertas y ninguna autoridad hace algo, mientras ya están en peligro sus vidas y bienes

Luis Alemán

Daniel Ortega es el nombre que un grupo de personas usó para bautizar lo que ellos llaman un asentamiento, levantado en terrenos propiedad de la señora María González Villavicencio, quien a pesar de sus reclamos no ha tenido eco en la búsqueda de recuperar su pertenencia.
González mostró a EL NUEVO DIARIO los títulos que la avalan como propietaria de 100 manzanas de terreno ubicadas en el kilómetro 13 y medio de la Carretera Norte, contiguo a la hacienda Santa Elena, que le entregaron a la Comisión Nacional de Ganaderos sin tener facultades el que dio bienes del Estado, ni derechos los que recibieron algo que nunca fue suyo.
A pesar de ello, los ocupantes de tierras, encabezados por Estelvina Duarte y Eduardo Obregón, quienes dicen pertenecer a la Coordinadora “Bernardino Díaz Ochoa”, insisten en que los terrenos serán titulados a su favor, por lo que se mantienen en las tierras a las que regresaron después de que en agosto pasado fueran desalojados por la Policía, luego de que los propietarios se ampararan policialmente.
Venden y revenden terrenos
“Ellos se dedican a tomarse los terrenos, que lotifican para luego revenderlos a otros pidiendo hasta mil córdobas por cada lote; es un negocio que vienen realizando desde hace mucho tiempo”, denunció la señora González Villavicencio, quien aseguró que ha acudido tanto a la Policía como a la Intendencia de la Propiedad, y hasta al Ministerio de Gobernación en busca de ayuda, pero hasta ahora los resultados son negativos.
La toma del terreno propiedad de González Villavicencio fue hecha bajo el argumento de que con la asunción del gobierno de Ortega hay una orden para detener cualquier desalojo, y por ello bautizaron el lugar con el nombre del Presidente, pero según la denunciante, ella acudió al Secretario Político del Distrito Seis del FSLN y éste negó que sea una política del partido promover las tomas de tierras.
Gran despale
Iván Villavicencio, hijo de la denunciante, aseguró que debido a los daños que la propiedad de sus padres está sufriendo, acudieron al Marena y al Inafor para que técnicos de esas instituciones realizaran una inspección, debido a que los “toma tierras” están tumbando árboles de madera preciosa. “Tenemos árboles de caoba, jenízaro, cedro real y almendro macho que están en peligro por el despale provocado para hacer los lotes”, dijo.
Otro problema es que los “toma tierras” también están amenazando con sacrificar el ganado que hay en la finca. Las personas que fueron llevadas por la señora Duarte para que se tomaran los terrenos ya sacrificaron ganado de tres propietarios de terrenos que hay en la zona y hasta se han robado varios caballos, según la denuncia.
Pero además fueron obligados a cerrar una pequeña fábrica para hacer concentrados, porque los ocupantes de los terrenos amenazaron a los trabajadores con matarlos. “Los amenazaron con fusiles AK y armas hechizas”, asegura.
Una insólita propuesta
Según González, sus trabajadores ya no quieren seguir cuidando lo que les quedó de terreno, porque el pasado fin de semana fueron amenazados con armas de guerra. “Pusimos la denuncia en la Policía del Distrito Seis y el capitán Roberto Blas, segundo jefe de Seguridad Pública, nos pidió que fundamentáramos la denuncia con fotografías; no íbamos a regresar a tomar fotos para que nos mataran”, dijo la denunciante.