Nacional

Saca pide a Honduras y Nicaragua definir posesión Golfo de Fonseca

Su llamado pretende iniciar una nueva era de colaboración en dicha área que favorezca el desarrollo integral y sostenible en el Golfo de Fonseca

El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, pidió hoy a los gobiernos de Honduras y Nicaragua que busquen una solución conjunta a las diferencias sobre la posesión de las aguas del Golfo de Fonseca, situado entre los tres países en el océano Pacifico.
Saca afirmó, en un comunicado distribuido por la Secretaria de Comunicaciones de la Presidencia, que la solución a los problemas en la zona "requiere necesariamente el acuerdo de los tres Estados".
El Salvador y Honduras libraron una centenaria disputa fronteriza que fue resuelta por la Corte Internacional de Justicia, en septiembre de 1992, cuando emitió un fallo en el que delimitó las fronteras terrestres entre las dos naciones, pero dejó la solución sobre la posesión territorial del Golfo a los dos países, ya que éste también lo comparte Nicaragua.
Pide diálogo franco y sincero
Saca, quien se encuentra en Estados Unidos participando en la Asamblea General de las Naciones Unidas, expresa en el comunicado que "como presidente de El Salvador hago formal invitación a los Estados hermanos de Honduras y Nicaragua para que iniciemos un diálogo franco y sincero".
Agrega que su llamado pretende "iniciar una nueva era de colaboración en dicha área que favorezca el desarrollo integral y sostenible" en el Golfo de Fonseca. El presidente salvadoreño sostuvo que la realización de acciones conjuntas ayudarían al desarrollo de los pobladores, la conservación del medio ambiente y "el bien de la comunidad internacional por ser el Golfo un punto de acceso y de fácil comunicación entre los dos océanos".
Voluntad de Nicaragua
Saca explicó que su llamamiento se fundamenta, no sólo en el fallo de la Corte Internacional de Justicia, sino en una carta recibida de parte del Gobierno de Nicaragua, en junio de 2006, en la "expresa su voluntad de trabajar en lo pertinente de forma fraterna y trinacional".
Afirmó que esa carta también fue enviada en la misma fecha al Gobierno hondureño.
Para Saca la disposición de Nicaragua "nos abre el camino para que mediante el diálogo busquemos una solución permanente y justa a los problemas del Golfo de Fonseca, lo que de conformidad a la sentencia, requieren necesariamente el acuerdo del tres Estados".
Remarcó que la solución facilitaría la elaboración de proyectos conjuntos como la instalación de la "Universidad Centroamericana del Mar" y el funcionamiento de un servicio de transbordadores que mantendría comunicados a los tres países.
Señaló que el mantenimiento de una situación indefinida impediría realizar proyectos de beneficio social a comunidades de los tres países ubicados en la zona, entre ellos resolver los problemas de los pescadores artesanales.
"En conclusión debemos los tres Estados iniciar una nueva era de colaboración y abordad los temas seguros de que acordaremos soluciones. No debe quedar ninguna problema en el Golfo de Fonseca que no sea resuelto, sea éste trinacional o binacional", subrayó Saca.