Nacional

Contacto en Panamá de Kamusi peleó en Frente Sur

* Empresa manifiesta “preocupación” por incertidumbre de proyecto

Oliver Bodan

A Rómulo Abad, Secretario del ex presidente panameño Ernesto Pérez Balladares, se le identifica en la ciudad canalera como amigo del mandatario nicaragüense Daniel Ortega, con quien mantendría una relación de años.
Abad habría sido la persona que facilitó el arreglo entre representantes de empresas panameñas y personeros del gobierno de Ortega en el negocio de 120 megawatts que ofreció la firma panameña Kamusi Investment. S.A. a un precio mayor que el del mercado.
Abad vino a Nicaragua a combatir en la “Brigada Victoriano Lorenzo”, que colaboró en el derrocamiento de la dictadura somocista, informaron a Confidencial y EL NUEVO DIARIO fuentes periodísticas de Panamá. “Desde entonces se conocen, son viejos amigos”, recordaron las fuentes. No obstante, no se sabe si Ortega y Abad mantienen relaciones comerciales.
El grupo de guerrilleros de la “Victoriano Lorenzo” fue dirigido por Hugo Spadafora, quien dejó su cargo como viceministro de Salud de Panamá para combatir en el Frente Sur. También participó en la organización de esta brigada el panameño conocido como “Charro Espino”, recordó Edén Pastora, comandante guerrillero del Frente Sur Benjamín Zeledón.
“Tomamos la decisión de distribuirlos en todos los flancos del Frente Sur. No pelearon como brigada porque fueron dispersados, y Hugo Spadafora aceptó inmediatamente esa disposición del mando. Eran güevones, la rempujaron bonito. No se quedaban atrás, pedían la primera línea”, dijo Pastora.
El ex guerrillero recordó que la brigada estaba compuesta por unos 300 panameños. Algunos murieron en la columna “Jacinto Hernández” que entró a Nueva Guinea. Otros permanecieron en 20 bases desde El Castillo hasta los mojones de Valle de Salinas.
“Fueron mártires, vinieron a dar su vida y su sangre por este pueblo, por eso es una lástima que le quitaran el nombre a Villa Panamá, que ahora es Villa Fontana”, agregó.
Pastora no recuerda el nombre Rómulo Abad, pero sí a “El Tigre” o a “El Cóndor”. Todos ellos vinieron a Nicaragua en octubre de 1978.
Kamusi: “Estamos preocupados”
Más de dos semanas después de que Confidencial y EL NUEVO DIARIO revelaran la existencia de relaciones comerciales para la adquisición de 120 megawatts de energía, ahora el gobierno sembró la duda sobre la continuación o no del proyecto con Kamusi Investment. S.A.
Por esta razón, Carlos Eugenio Carrillo Gomila, representante de la misteriosa empresa panameña, manifestó ayer que la compañía se encuentra preocupada por la posición ambigua del gobierno sobre si el proyecto se mantiene o no.
“Es preocupante las observaciones que se han hecho en cuanto a la viabilidad del proyecto y esa situación a nosotros nos preocupa, es una inversión cuantiosa, esperemos que las cosas se aclaren formalmente y puedan resolverse para que la empresa pueda hacer la inversión. La empresa es de capital panameño, formada por accionistas locales con intención de invertir en el sector de producción de energía eléctrica en la república de Nicaragua”, dijo Carrillo.
Sin embargo, se negó a aclarar quiénes son los accionistas de dicha compañía. “Nos hemos visto en una serie de cuestionamientos y la empresa lo que ha querido es invertir en Nicaragua con sus propios fondos. No hemos tenido comunicación oficial alguna, lamentablemente. Pero sí la empresa está muy preocupada por los efectos que puedan tener estas observaciones”, añadió.
Según Carrillo, Kamusi tiene capacidad para cumplir con el proyecto de 120 megawatts. “La empresa tiene la documentación técnica, económica y financiera necesaria para llevar a cabo el proyecto. Cumplimos con todos los requisitos. La empresa tiene la propuesta que se le ha hecho al gobierno de Nicaragua, tiene toda la responsabilidad, tenemos la documentación que respalda”, insistió.
Carrillo tampoco quiso aclarar cómo se contactaron con representantes del gobierno sandinista para empezar la negociación.
Lo que dijo
Martínez Tiffer
El ingeniero Ernesto Martínez Tiffer, Presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), dijo a la prensa el viernes pasado que a la fecha no existía un contrato firmado con la compañía y aseveró que no podía aclarar “sobre la base de supuestos de nadie”.
“Si me dijeran que aquí está el contrato firmado, pues tendríamos que explicar, pero no hay nada”, aseguró el presidente de ENEL. Hugo Alejandro Ramírez, Vicepresidente de Can-American, empresa que será la verdadera ejecutora del proyecto, informó desde Panamá que ya existe un “memorando de entendimiento” del negocio con el gobierno sandinista.
A pesar de las evidencias, Tiffer negó las negociaciones con Kamusi Investment S.A., y acusó a algunos medios de comunicación de dirigir una supuesta campaña de desinformación.
Sin embargo, el funcionario no ha podido explicar las principales interrogantes que rondan el tema:
¿Por qué el presidente Ortega anunció en junio como un hecho consumado una negociación con “empresas francesas”, cuando en ese momento en realidad iniciaban las negociaciones con Kamusi? ¿Quiénes son los verdaderos socios de Kamusi, que se esconde detrás de los testaferros panameños?
¿Cuáles son los términos de las negociaciones desarrolladas hasta ahora entre ambas partes? ¿Por qué el gobierno pidió contratar de forma directa a una compañía privada que oferta el precio más caro del mercado?
Atención de la prensa panameña
Mientras tanto, la aparición de la misteriosa Kamusi ya acaparó la atención de medios de comunicación en el país canalero. En su edición del viernes pasado, el diario La Estrella --de Panamá-- publicó un amplio reportaje.
“El bufete Infante & Pérez Almillano creó a la velocidad de un rayo la empresa Kamusi Investment, S.A., y en un mes ya tenía en el bolsillo un contrato por 120 megavatios de electricidad en Nicaragua”, se leía en el rotativo, citando información de EL NUEVO DIARIO y Confidencial.
En su edición electrónica, el rotativo publica: “Una empresa de papel panameña está involucrada en un escandaloso negocio en Nicaragua. Se trata de Kamusi Investment, S.A., que en lengua swahili significa “planta rastrera”.”
“Los nicas quieren saber quiénes son los que están detrás de Kamusi. El abogado Carlos Carrillo sólo dijo que son socios panameños. También se indica que el empresario-político Félix “Pille” González está en el negocio, pero éste dijo a La Estrella de Panamá: “Nada que ver... Ojalá fuera así”, agrega el periódico.

Aclaración a nuestros lectores
Por problemas de orden técnico, en la compaginación de nuestra edición de ayer lunes 23 no se publicó el texto íntegro del caso de la recién constituida empresa panameña Kamusi, cuyo título es “Liga ahora con la guerra energética. Contacto de Kamusi en Panamá peleó en el Frente Sur”, y se repitió la nota sobre los combustibles y los gasolineros.
El material periodístico se publica hoy íntegramente, aunque el mismo se difundió ayer en nuestro sitio Web. Esperamos la comprensión de nuestros lectores, por quienes nos debemos y preocupamos en mantenerles bien informados de lo que acontece en nuestro país y en el mundo.