Nacional

“Misses deben mostrar trasero”

*** Estupor de organizadores y hasta de diputada derechista no impidió que diarios se llenaran de atractivas “pompis”

Milán / EL PAÍS
La sonrisa no es suficiente. Tampoco los ojos. Ni siquiera las piernas largas y delgadas. Para elegir a Miss Italia 2007, el jurado exigió evaluar algo más: el trasero. Una polémica poco edificante ha animado el concurso de belleza más popular. Al final, y a pesar de las protestas, también se juzgaron las nalgas de las concursantes, cuyas fotos se vieron en todos los diarios.
El asunto empezó el sábado, cuando uno de los jurados del concurso de Miss Italia, el estilista argentino Guillermo Mariotto, pidió en directo que las cámaras de televisión enfocaran “también el trasero de las misses”.
Su petición fue respaldada, entre risas, por otro jurado, el motociclista Max Biaggi. La reacción de la organizadora del concurso, Patrizia Mirigliani, fue inmediata: “Quizás se pueden enfocar mientras desfilan”, dijo. “Una Miss Italia tiene que tener un buen trasero, lindos senos y linda sonrisa”, dijo el estilista argentino para apoyar su petición.
Las motivaciones de Mariotto debieron convencer a Fabricio Del Noce, director de la RAI 1 que transmite el concurso. “Si no se exagera, también es legítimo mostrar aquella parte. Las chicas se tienen que ver por entero”, concluyó. Así que durante dos días todos los diarios nacionales y locales publicaron fotos de las nalgas de las concursantes, sin que nadie opusiera suficiente resistencia para evitarlo.
Horas antes del comienzo de la final, la organizadora Mirigliani matizó su posición y prometió que todo se iba a cumplir según los principios del concurso, que prevén conciliar “el respeto por la mujer con la necesidad de exhibir sus características físicas”.
“Por ello”, dijo, “no habrá enfoques demasiado centrados en los traseros”. Ninguna concursante se pronunció sobre este asunto ni abandonó el concurso como protesta, como sugirió la diputada Daniela Santanché, del partido derechista Alianza Nacional.